Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Dominio bético en la segunda parte

Sufrimiento. El Betis se doblegó ante el ritmo y la calidad que impuso el Depor en la primera mitad. Sufrió mucho. Siempre llegó tarde a la presión, en especial durante la primera media hora. A Alexis se le amontonó el trabajo defensivo y no estuvo fresco cuando su equipo dispuso del balón. Éste influyó en la poca. contribución de Alfonso en este tiempo. Finidi no progresó por su banda y Jarni lo hizo en contadas ocasiones.Falta rematador. El Depor, en la primera parte, realizó un fútbol de gran nivel. Planteó el partido de forma ambiciosa. La posición adelantada de su línea defensiva le permitía ejercer la presión muy arriba, asfixiando la salida del balón del Betis. Apoyándose en la calidad individual de susjugadores, movió el balón con velocidad y precisión. Djalminha y Fran, con total libertad de movimientos, se ofrecieron continuamente, participando mucho.

MÁS INFORMACIÓN

Coraje. La situación cambió en la segunda mitad por disposición y coraje. El Betis fue otro. Presionó de manera más uniforme. Recuperó el balón con rapidez. Dispuso de más tiempo el balón y tuvo más profundidad. El mayor nivel de participación de Alfonso y Finidi le dio más claridad al ataque. Con la ventaja y la superioridad pudo aumentar el marcador.

Desquiciado. En el segundo tiempo, el Depor se vio obligado a ceder terreno por el empuje del Betis. Perdió el control del balón y tuvo que realizar un gran esfuerzo para defender su portería. Cuando empezó a liberarse del dominio bético y encontró la forma de salir al ataque, las decisiones arbitrales le desquiciaron. No mereció perder.

Pésimo arbitraje. El único que no estuvo a la altura del encuentro fue Andradas Asurmendi. Permitió que el juego se endureciera. Perdonó las expulsiones a Jaime y Olías, autores de muchas entradas merecedoras de tarjeta -manotazo incluido- y, en cambio, expulsó a Djalminha sin haber hecho una sola falta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 1997