CONVULSIÓN EN LOS MERCADOS

El sector del lujo tiembla en París

París fue una de las bolsas europeas que más duramente se vio afectada por el pánico desinversor vivido en Asia horas antes. El índice CAC 40 cedió en un 3,42%, aunque los analistas no consideran el fenómeno demasiado grave. "Sólo el 6% de las exportaciones europeas tienen como destino Asia" subrayaban.

La mayor presión a la baja la sufrieron los títulos de las empresas fabricantes de productos de lujo. Estos bienes consumo eran los más afectados por la crisis pues la llamada zona Asia-Pacífico representa el 35% de de las ventas de compañías como Baccarat, Chanel, Christian Dior, Curvoisier, Givenchy, Guerlain, Hermés, Lacóme, Lanvin, Louis Vuitton o Nina Ricci.

"Una tormenta monetaria nunca es una buena noticia para el sector del lujo", admitía Alain Teitelbaum, presidente de una asociación que agrupa 75 empresas francesas de ese sector.

Para L'Oréal -60.000 millones de francos (1,5 billones de pesetas) al año de volumen de negocio- el mercado de los cosméticos asiático equivale a un 6,8%. Para LVMH (Louis Vuitton-Moët Chandon-Hennessy), que es el primer fabricante mundial de productos de lujo, el impacto es en cambio mucho más importante, pues los mercados asiáticos representan del orden del 35% de su facturación. No obstante, ninguno de los empresarios dice "querer frenar sus inversiones o retirarse de esos mercados".

"Aunque hoy la Bolsa de París haya caído creemos que acabaremos el año con ganancias récord", decía un agente de cambio. "La incertidumbre sobre los tipos de interés a medio plazo, la pequeña alza de los mismos decretada de la Bundesbank y la Banque de France del pasado día 9 de octubre pesa más sobre el mercado de París que las fluctuaciones de Hong-Kong".

Ayuda al FMI

El ministro francés de Economía y Hacienda, Dominque StraussKahn, pidió ayer públicamente la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la crisis que vive el sureste asiático desde hace ya cuatro meses.El ministro francés se mostró partidario de que la organización multilateral, que ya ha concedido créditos a Tailandia y Filipinas y está negociando otro paquete de ayuda con Indonesia, se involucre más en la zona. "Los riesgos de desestabilización internacional son muy grandes y el Gobierno francés sigue de cerca la situación", declaró.

[El FMI afirmó desde Washington, sede de la institución, que vigila atentamente la evolución de los acontecimientos en el sureste asiático, pero no se pronunció sobre el riesgo de que el dólar de Hong Kong desvincule su tipo de cambio del dólar estadounidense, informa la agencia France Presse. En la edición asiática del diario The Wall Street Journal, el número dos del FMI, Stanley Fischer, declaró que las autoridades de Hong Kong se mantienen "fuertes" y tienen los recursos necesarios para controlar la situación.]

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS