La Brigada Paracaidista deja Alcalá para mudarse a una nueva base en Paracuellos

La Brigada Paracaidista (Bripac) abandonará sus cuarteles de Alcalá de Henares, donde está instalada desde que se fundó hace 44 años, para trasladarse a una nueva base que se construirá en el municipio de Paracuellos de Jarama. El traslado se hará en dos fases, y el presupuesto de la primera, que debe concluir en el año 2000, asciende a 5.600 millones de pesetas. El nuevo emplazamiento estará situado junto a la base aérea de Torrejón de Ardoz.

La Bripac cuenta con dos instalaciones principales en Alcalá de Henares, el acuartelamiento Príncipe-Lepanto, en el centro de la ciudad, y el Primo de Rivera, en las afueras.El traslado de las unidades emplazadas en el primero de dichos cuarteles, el Grupo de Artillería de Campaña y la bandera Roger de Flor, se considera urgente, ya que están encajonadas en pleno casco urbano y sus instalaciones las reclama la universidad alcalaína.

Por eso serán las primeras en ocupar la nueva base que el Ministerio de Defensa se propone construir en el término muncipal de Paracuellos de Jarama, frente a la sede del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban de Terradas (INTA).

Se trata de una parcela de unas 100 hectáreas situada junto a la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde se encuentra el Grupo de Lanzamiento y Preparación de Cargas de la Bripac, y desde la que los paracaidistas salen para efectuar sus ejercicios. Los terrenos son propiedad del propio INTA, dependiente de Defensa, por lo que no habrá que pagar por ellos ni recurrir a expropiaciones.

No obstante, la urbanización de la parcela costará 1.400 millones de pesetas, y la construcción de las edificaciones, otros 4.100 millones.

A partir del año 2000 se abordará el traslado de las unidades del cuartel Primo de Rivera. Entre otras, el Cuartel General. de la Bripac, la segunda y tercera banderas, el Grupo Logístico, el Batallón Mixto de Ingenieros, la Unidad de Servicios y la Compañía de Defensa Contracarro.

Proyecto frustrado

El proyecto de trasladar a la Bripac fuera de Alcalá de Henares data de agosto de 1980, cuando el Consejo de Ministros, a propuesta del entonces titular del Ministerio de Defensa, Agustín Rodríguez Sahagún, acordó expropiar 2.352 hectáreas en los términos municipales de Uceda, El Cubillo de Uceda y Casas de Uceda, en la provincia de Guadalajara. El proceso expropiatorio se demoró más de diez años, ya que algunos terrenos eran urbanizables y los propietarios recurrieron al Supremo.Se calcula que Defensa tuvo que pagar casi 4.000 millones. En septiembre de 1990 se presentó el Plan Director de la nueva base de la Bripac, que incluía la urbanización de 70 hectáreas y la edificación de 141.935 metros cuadrados.Según dicho plan, aprobado por el Ayuntamiento de Uceda, el nuevo acuartelamiento debía albergar a 4.400 personas y 1.600 vehículos.

Las obras, sin embargo, nunca se iniciaron más allá de algunos barracones. Finalmente, los terrenos de Uceda se destinarán, como ya sucede ahora, a campo de maniobras y lanzamiento de paracaidistas, mientras que la base se construirá en Paracuellos, un lugar mejor comunicado y más próximo a Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de octubre de 1997.