Navarra baja al 30% el impuesto de sociedades por los primeros 15 millones

Las empresas navarras podrán beneficiarse de un tipo del 30% en el Impuesto de Sociedades para los 15 primeros millones de beneficio, si el Gobierno foral, en manos de Unión del Pueblo Navarro (UPN), logra convencer a los socialistas para apoyar la medida. Esta iniciativa forma parte de un amplio anteproyecto de reforma fiscal aprobado ayer en sesión de Gobierno por los socios navarros del Partido Popular.

La reforma más llamativa rebaja el tipo impositivo del Impuesto de Sociedades del 35% actual al 30% para los primeros 15 millones de beneficios. UPN, el socio navarro de Aznar, introduce la medida no sólo para las pequeñas y medianas empresas, como ocurre en el régimen común, sino para todas.La decisión va más allá que la adoptada por las haciendas vascas, que fijaron el tipo base en el 32,5% y el de empresas que tengan menos de 10 millones de beneficios en el 30%. Ambos aspectos están recurridos por la Administración central.

Navarra establece también una subvención de 200.000 pesetas por cada puesto de trabajo eventual que se convierta en fijo, con la condición de que no disminuya en la empresa beneficiaria la plantilla total de trabajadores con contrato indefinido (en el régimen común la condición es que no disminuya la plantilla total) y se mantiene la reserva especial de deducciones por inversión creada para 1996 y 1997 al objeto de premiar a las empresas que reinviertan beneficios. La Administración navarra estima que la reducción de cinco puntos del impuesto de sociedades supondrá dejar de ingresar unos 3.600 millones.Respecto a las plusvalías, la reforma navarra introduce un nuevo sistema de tributación. Las inferiores a 500.000 pesetas quedan exentas y se establece una tributación progresiva con un máximo del 20% (igual al tipo único del Estado) sin eliminar la progresividad en los tramos inferiores para no perjudicar a las rentas bajas, según explicó el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz. En la Comunidad Foral las plusvalías venían tributando según el nivel de ingresos del contribuyente, del 0 al 53%.Además, mientras en el régimen común es necesario esperar dos años para acogerse al tipo sobre plusvalías más favorable, el Gobierno de Navarra reduce ese plazo a un año.En relación al IRPF, el Gobierno foral aprobó la elevación de las deducciones por planes de pensiones desde 750.000 a un millón de pesetas. Hasta que no se modifique la ley estatal en esta materia, la deducción no podrá llegar al tope de 1,1 millones que desea UPN. El partido gobernante desea también la exención en el IRPF de las pensiones que se reciben por tener a cargo un hijo con discapacidades. Ahora esas pensiones se consideran ingresos del padre, por lo que se añaden a la base imponible del impuesto.La fiscalidad de la primera vivienda también ha sido objeto de modificación. Navarra grava la vivienda habitual en el IRPF con un porcentaje sobre su valor catastral. Con la reforma aprobada ayer, el Gobierno elimina ese pago y establece un límite en el precio de compra de la vivienda a los efectos de deducción en el IRPF que se concreta en 20 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50