Las cajas logran una rebaja en el plan de Lucas para dirigir sus inversiones

Representantes de las cajas de ahorros y de la Junta de Castilla y León tienen previsto reunirse hoy en Valladolid para redactar definitivamente el proyecto que regulará las inversiones de estas entidades en la comunidad. A esta reunión se llega con un pacto no escrito en el que se rebaja sustancialmente el proyecto inicial de la Junta que preside Juan José Lucas.

En el texto original se obligaba a las cajas a destinar el 80% de sus recursos propios (unos 170.000 millones) a empresas de sectores estratégicos: agro alimentación, telecomunicaciones, energía y automoción. En el futuro, esa cifra será maquillada, al poderse descontar de los recursos propios conceptos como las emisiones de deuda subordinada.

Otra de las innovaciones sobre las que hay un principio de acuerdo es la eliminación del derecho de veto de la Junta a decisiones que adopte la comisión mixta, que es la que debe elegir las inversiones.

Además, esta comisión debe adoptar las decisiones por mayoría cualificada, qué será de cinco sobre siete o de seis sobre ocho, en caso de que finalmente el plan afecte también a las cajas rurales. Por último, se introduce una cláusula de descuelgue y se mejoran los criterios de rentabilidad mínima de las inversiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50