Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos municipales por impuestos subirán un 1%

La subida de impuestos y tasas municipales para el año que viene no va a reportar un aumento de ingresos excesivo para el Ayuntamiento con respecto a lo recaudado este año. En total, a las arcas del concejal de Hacienda, Pedro Bujidos, llegarán 138.000 millones de pesetas, sólo un 1% más que este año, en concepto de impuestos, tasas, y lo que los madrileños pagarán por los servicios municipales, muchos de los cuales ni siquiera suben. En números absolutos, las arcas municipales recibirán 1.100 millones de pesetas más que en 1997.Los impuestos principales, esto es, el impuesto de bienes inmuebles (IBI) y el de tracción mecánica, experimentan, según Bujidos, una "congelación técnica". Esto significa que se elevarán un 2,1%, lo mismo que prevé el Gobierno del Estado que suban los precios.

Sin embargo, la oposición critica que el coste de la vida luego no sube tanto "y que el Ayuntamiento, con el truco, araña décimas". Por ejemplo, la previsión inicial - para este año del 2,6% (que sirvió para incrementar los impuestos de este año en ese porcentaje) se ha quedado en un 2,2%.

El concejal de Hacienda respondió: "Estas cuatro décimas, en números reales, significa 400 pesetas para un piso cuyo valor catastral es de cinco millones; no es serio".Además de los impuestos, Bujidos presentó ayer en detalle lo que costarán el año que viene los servicios municipales. En este apartado se incluyen cosas tan dispares como el precio de las piscinas municipales o lo que vale que un funcionario mate las 1997 ratas de un sótano. En este asunto, el Ayuntamiento ha mantenido los precios o los ha subido escasamente. La oposición criticó que, por ejemplo, el bono de baños de piscina para niños y para mayores de 65 años subiera (véase el gráfico). El concejal de Hacienda repuso que el hecho "no es importante". "Hubo un año que la oposición criticó que subieran las barcas del Retiro; y este año lo de las piscinas: me alegro de que esto sea todo lo que tienen que criticar".

Otra de las novedades de este año es el descenso de la grúa: de 17.500 bajará, a partir del 1 de enero -fecha en la que entran en vigor estas nuevas tarifas-, a 16.000 pesetas.

Entre los servicios municipales que suben se encuentra el del laboratorio municipal. Ahí se puede analizar desde una partida de horchata casera hasta un envío de pasteles. El concejal responsable de Hacienda explica que esto se debe a que "los precios eran bastante bajos y podíamos incurrir en competencia desleal con otros laboratorios privados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1997

Más información

  • Tanto IU como PSOE tachan de embuste la congelación de tasas aprobada para 1998