IU y PSOE rechazan la creación de una zona para prostitutas

Las reacciones a la intención municipal de concentrar a las prostitutas en una zona de la Casa de Campo no se hicieron esperar. Las críticas arreciaron ayer desde la oposición. Franco González, concejal de IU, se mostró indignado con la intención de "tratar como ganado" a las prostitutas. Para Patrocinio de las Heras, portavoz de Servicios Sociales del Grupo Socialista, el alcalde ha obviado el tema de fondo: la necesidad de un plan de prevención y de inserción, tal y como ha solicitado su grupo.

De las Heras manifestó que a raíz de una serie de reuniones con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer (APRAMP) su grupo presentó el lunes en la comisión municipal de Servicios Sociales un plan de reinserción y de prevención. "La asociación tiene capacidad para ejecutarlo, pero no medios, y eso es lo que reivindicamos", explicó. "Este verano hubo un incremento de la prostitución en esa zona y aumentaron las protestas de las familias que acuden allí. Las prostitutas estaban dispuestas a colaborar y a retirarse a zonas no frecuentadas por los niños", añadió.Por su parte, Rocío Nieto, directora de APRAMP, manifestó que "lo más importante es potenciar las medidas sociales de reinserción". "Tendrá que haber una negociación con ellas", añadió, al tiempo que puntualizaba: "Son libres de estar donde quieran". La asociación, con 15 años de antigüedad, está subvencionada por el Ministerio de Asuntos Sociales y el propio Ayuntamiento a través de los programas de cooperación. "En los últimos 10 años hemos conseguido la reinserción de 300 mujeres", explica Nieto. "Tratamos de servir de puente para que utilicen los servicios públicos de la Administración. Prestamos fundamentalmente un apoyo social y sanitario", añade.

Franco González se mostró indignado con la idea de crear "un corralito para el ganado". "La prostitución es sólo uno de los problemas de la Casa de Campo: ahí están todos esos camellos que operan con total impunidad, o los cazadores furtivos o los automovilistas que cambian el aceite. La Casa de Campo necesita un plan de recuperación y, en definitiva, luz, y seguridad. Es necesario, además, respeto mutuo de los visitantes hacia las prostitutas y de éstas hacia los visitantes". Julián Rebollo, portavoz de IU en la Junta de Moncloa, asegura que si se eliminase el tráfico rodado en la Casa de Campo se acabaría el problema. Sin embargo, el delegado del Gobierno, Pedro Núñez Morgades, calificó ayer de "positivo y muy loable" el proyecto de crear una zona acotada para el ejercicio de la prostitución, según Europa Press.

Mientras, en la otra punta de la ciudad, bajo el puente de Méndez Álvaro (en la confluencia con la avenida del Planetario, en Arganzuela), los vecinos han pegado, como protesta por la presencia de prostitutas, las matrículas de 44 coches de supuestos clientes. Los números están encabezados por la palabra "puteros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de septiembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50