El Ejército queda fuera

Ningún jefe militar en la ejecutiva del partido, dos tan sólo en el Politburó, una veintena entre más de los 300 miembros del Comité Central, amén de un civil (Jiang Zemin) al frente de la Comisión Militar Central (CMC). ¿Ha salido derrotado el siempre poderoso Ejército Popular de Liberación (EPL) en el congreso de los comunistas chinos? El tiempo lo dirá, aunque algunos sinólogos occidentales opinaban anoche que todo ello puede ser el paso hacia una despolitización de las Fuerzas Armadas. Jiang lo había anunciado en su informe de apertura del XV Congreso hace una semana:. "Debernos modernizar. nuestro Ejército (...) debe constantemente apoyar el absoluto liderazgo del partido". El secretario general explicaba que la reducción de medio millón de soldados serviría para modernizar tecnológicamente la defensa nacional.En el XIII Congreso (1987), que consolidó la reforma económica y la tímida apertura política con el tándem Hu Yaobang-Zhao Ziyang, los dos delfines de Deng Xiaoping purgados luego por éste, no hubo ningún militar en la ejecutiva, integrada entonces por sólo cinco personas. Sin embargo, tras los sangrientos sucesos de Tiananmen, en 1989, la cúpula dirigente creyó conveniente que un mando de las Fuerzas Armadas entrara en la dirección para estrechar las relaciones ente el partido y el EPL, lo que así ocurrió en el XIV congreso (1992) con la entrada del almirante Li Huaqing.

Más información

El cargo de Deng

Jiang no ha tenido ninguna oposición aparente para seguir al frente de la CMC, el poderoso órgano que regula y protege los intereses del EPL. Lo es desde meses después de que fuera elegido por Deng líder del partido, en junio de 1989. La presidencia de ese órgano fue el último cargo que Deng quiso conservar, lo cual da idea de su importancia. Sin embargo, Jiang no ha introducido ni un sólo cambio en las vicepresidencias de ese órgano. Había cuatro, pero han quedado vacantes dos tras la jubilación de los dos jefes que las ocupaban, uno de ellos el citado almirante Liu Huaqing. El Ejército, en cambio, sí logra conservar las dos poltronas que tenía en el anterior Politburó, ocupadas a partir de ahora por el general Zhang Wannian, a quien Jiang pretendía catapultarlo hasta la ejecutiva, y el actual ministro de Defensa, el también general Chi Haotian.

En este segundo órgano más poderoso del país destaca la presencia, como suplente, de la ministra de Comercio Exterior y Cooperación Económica, Wu Yi, a quien algunos dan como futura titular de Asuntos Exteriores en sustitución de Qian Qichen. Otro estrecho colaborador de Jiang, el viceprimer ministro Wu Bangguo, reformista a ultranza a quien se augura un, brillante porvenir, ha visto frustradas ahora las esperanzas de entrar en la ejecutiva. Podría ser nombrado jefe de Gobierno en primavera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de septiembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50