La expulsión de Nueva Izquierda dejará a IU sin sus líderes más conocidos en el País Valenciano

La crisis abierta en Esquerra Unida del País Valenciano (EU-PV), la tercera federación en importancia de Izquierda Unida (IU), dejará a este partido sin sus principales carteles electorales en la Comunidad Valenciana cuando se consume la expulsión de los militantes del Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI). El presidente de EU-PV y militante del PDNI, Albert Taberner, sentenció ayer: "No vamos a estar donde no nos quieren, donde cada día nos dicen que nos marchemos y, si no lo hacemos, nos expulsan".Taberner anunció el pasado jueves por la noche su dimisión como presidente del partido y portavoz en las Cortes valencianas tras rechazarse el informe de gestión que había presentado a su Consejo Político La mayoría que ha sustentado a Taberner durante los últimos diez años se rompió ese día después de que la mayor parte del sector nacionalista, que lidera el diputado autonómico Pasqual Mollà, decidiese abstenerse.

Más información

La abstención de los nacionalistas permitió la victoria de los seguidores de Julio Anguita, que colocarán al frente de la tercera federación de IU al coordinador general del Partit Comunista del País Valencià, Joan Ribó.

En el informe de Taberner se solicitaba a Izquierda Unida que respetase la soberanía de Esquerra Unida y retirase del registro de marcas las diferentes denominaciones previstas para montar un nuevo partido en caso de que Taberner siguiese en sus cargos. Asimismo, instaba a IU a reconocer el derecho de Esquerda Unida-Esquerda Galega (EU-EG) a decidir la política en su ámbito territorial y reclamaba que se mantuviese la relación con Iniciativa per Catalunya (IC).

Taberner explicó ayer: "Si Julio Anguita expulsa a los tres diputados de Nueva Izquierda [dos de ellos valencianos] por defender una política de entendimiento con los sindicatos de clase, nosotros seremos solidarios y recorreremos el mismo camino juntos en este proyecto político". En la práctica, esta afirmación supone que, tras la expulsión, la mayor parte de los cargos de EU-PV pasarán al Grupo Mixto.

Peralta y Alcaraz

Así, se alinean en las posiciones del PDNI la eurodiputada Maruja Sornosa y su antecesora, Maite Domingo; el cabeza de lista por Valencia y candidato a la presidencia de la Generalitat, Albert Tabemer; el número uno por Castellón en las últimos comicios autonómicos, Francesc Colomer; el parlamentario autonómico Pedro Zamora; dos de los tres diputados nacionales de IU elegidos en la Comunidad Valenciana, los cabeza de cartel Ricardo Peralta y Manuel Alcaraz; el candidato al Ayuntamiento de Valencia, Manuel Moret, y el número dos al de Alicante, Pablo Rosser.

En las diputaciones de Valencia y Alicante, los renovadores del PDNI dan por seguro que les seguirán la mitad de los representantes de EU, es decir dos de un total de cuatro.

La fractura entre los renovadores y los anguitistas, que se consolidará tras el Consejo Político de Izquierda Unida a finales de septiembre, se traducirá también en un buen porcentaje de bajas, todavía sin cuantificar, en EU-PV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50