Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los brítanicos prefiere como rey al príncipe Guillermo, según una encuesta

El 51% de los británicos preferiría que el príncipe Guillermo, hijo de Carlos y Diana de Gales, fuera coronado rey de Inglaterra en lugar de su propio padre. Una encuesta publicada ayer por el rotativo The Daily Telegraph refleja, además, que la reputación de la casa de Windsor ha resultado muy dañada por la actitud de sus miembros tras la muerte de la princesa. Un 53% así lo cree, mientras que un 55% da la razón a su hermano, el conde de Spencer, por criticar a la Corona durante las exequias.El propio Carlos Spencer debía reunirse ayer con el ministro de Hacienda, Gordon Brown, para ultimar los detalles del monumento permanente en recuerdo de Diana que debe ser erigido. Poco antes del encuentro, portavoces, de Mohamed Al Fayed, el multimillonario padre de Dodi, acompañante de la princesa también fallecido en el accidente, admitieron que su chófer estaba borracho. Henry Paul, empleado del hotel Ritz de París, propiedad de Al Fayed, tomó alcohol y antidepresivos. Es posible que ahora los fotógrafos que perseguían el auto no acaben siendo procesados por homicidio involuntario. Por otra parte, decenas de voluntarios empezaron a recoger ayer las flores y regalos dejados en recuerdo de Diana en las calles de Londres. Son 60 millones de flores y 1,5 millones de poemas, tarjetas y juguetes que desaparecerán en unas seis semanas. Los ramos aún frescos y los juguetes serán regalados a los asilos, colegios y hospitales públicos.

Una decena de éstos últimos, en especial peluches y macetas de cerámica, fueron robados por dos turistas eslovacas que han acabado por ello en la cárcel. Casi un mes pasarán entre rejas María Rigoiova, una guía turística de 54 años, y Agnesa Sihelska, de 50 anos, que se declararon culpables del delito ante un tribunal de la capital británica. "La dureza de la pena impuesta refleja el ultraje popular que ha significado su acto", en palabras de los jueces. El pasado miércoles, Fabio Piras, un turista italiano, ya había sido condenado a pagar una multa de 25.000 pesetas por robar un peluche.

A la salida del tribunal, Piras fue agredido por un incondicional de Diana que quiso limpiar así el nombre de la princesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 1997