Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parque de Atracciones uItima la compra del Zoológico de Madrid

El Parque de Atracciones extiende sus tentáculos por la Casa de Campo. A las 20 hectáreas de terreno cargadas de ingenios mecánicos que explota actualmente quiere unir otras 20 hectáreas llenas de animales.El grupo Parque, propietario del Parque de Atracciones de Madrid y participado por el Banco de Santander y cuatro grupos extranjeros, ultima estos días la compra del Zoológico de Madrid, un recinto que abrió por primera vez sus puertas hace 25 años y donde hoy viven más de 4.000 animales de 433 especies. Tres meses después de que el zoo celebrase su 25º aniversario, sus propietarios (el Banco Bilbao Vizcaya, los herederos del fundador del zoo y la sociedad privada Patriber) están dispuestos a vender la empresa.

Fuentes próximas a los grupos que dominan el Parque de Atracciones y el Zoológico de Madrid aseguraron ayer a EL PAÍS que las negociaciones han llegado a su recta final y tan sólo queda limar el precio definitivo de la operación. Ambas partes rehuyeron ayer comentar la cantidad que se está negociando para la venta del complejo.

El Ayuntamiento, dueño de los terrenos sobre los que se asienta el zoo, conoce los contactos y no ha puesto ningún reparo a la posible venta, según los negociadores. EL PAÍS intentó ayer, sin éxito, conocer la opinión del gobierno municipal sobre esta operación.

Hace dos años, los propietarios del zoo construyeron un espectacular acuario en el que invirtieron más de 1.000 millones de pesetas y que fue inaugurado por el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano. La nueva atracción, con una decena de tiburones, obtuvo un éxito de taquilla rápido y espectacular.

Tras la apertura del acuario, se duplicó el número de visitantes al zoo. Los tiburones atrayeron a más de 50.000 personas por semana entre mayo y julio de 1995 (la entrada cuesta 1.560 pesetas). La recaudación semanal osciló entre los 75 y los 100 millones.

La izquierda advierte que la venta del zoo será ilegal si no se aprueba por el pleno

La empresa del zoo, según explicó ayer un portavoz de la misma, ha obtenido beneficios en los últimos años. El director del complejo afirmaba hace dos años en una entrevista con este periódico que el zoo vivía "justo pero bien". "No tiene deudas, pero nos las tenemos que ingeniar para sobrevivir. Los animales se comen el 20% de la taquilla; el gasto principal es en personal", explicaba.La plantilla del zoo, según el Anuario de Sociedades de 1996, es de 90 personas; según un portavoz de la empresa, supera los 100 empleados. La compra por el Parque de Atracciones también incluye, a la sociedad Cafetal, que gestiona las cafeterías del Zoológico, según indicaron ayer fuentes próximas a las negociaciones.

Desde su apertura, en 1972, por el zoo han pasado 25 millones de personas.

Si los propietarios del Parque de Atracciones cierran la compra de su vecino de la Casa de Campo, conseguirán duplicar su negocio en el pulmón verde de Madrid con la seguridad de tener una concesión municipal que dura hasta el año 2020.

En la actualidad, el Parque de Atracciones y el Zoológico de Madrid tienen un acuerdo para ofrecer a los usuarios un paquete conjunto para visitar ambos recintos al precio de 2.400 pesetas.

Expertos de empresas del sector del ocio consideran que la compra del zoo por parte del Parque . de Atracciones puede llevar a esta última empresa a ofrecer un producto conjunto de ambas instalaciones mucho más económico y, por tanto, más atractivo para los usuarios.

El Parque de Atracciones ha experimentado en los últimos años un crecimiento espectacular. Desde que la constructora OCP y Cajamadrid vendieran la mayoría de sus acciones en el Parque de Atracciones a varios grupos de inversores nacionales y extranjeros, el Parque de Atracciones no ha dejado de moverse en el sector del ocio. Además de acometer inversiones multimillonarias para reactivar el complejo de la Casa de Campo con cinco nuevas atracciones, que fueron inauguradas por el alcalde de Madrid, iniciaron en junio los contactos para hacerse con el Zoológico.

Sorpresa

Las negociaciones entre los grupos de ocio que hacen negocio en la Casa de Campo de Madrid cogieron ayer por sorpresa a los grupos de la oposición municipal.

Franco González, concejal de IU, aseguró: "Desconocemos los contactos entre ambas empresas, pero, en cualquier caso, un cambio de titularidad en una empresa que ha recibido una concesión. municipal por 25 años, como es el caso del zoo de Madrid, requiere el beneplácito del pleno municipal".

El ex alcalde Juan Barranco (PSOE), también confesó su desconocimiento sobre el futuro cambio de titularidad del zoo: "Hemos mantenido una reunión con el alcalde y no nos ha dicho nada acerca de esta operación", señaló ayer. "Entiendo que al fijar las tarifas el Ayuntamiento en ambos sitios, tanto en el Parque de Atracciones como en el Zoológico, cualquier cambio de titularidad de las empresas que gestionan ambas instalaciones tendría que debatirse antes en el pleno municipal. Las empresas están negociando la venta de una concesión que hace el Ayuntamiento, que es el titular de los terrenos, a una compañía determinada. El cambio de concesionario afecta al titular, que es el Ayuntamiento, y, por tanto, tendrá que ser la corporación municipal en pleno quien estudie y decida sobre esa posibilidad", explica Barranco.

Franco González cree que el interés del Parque de Atracciones por el Zoológico de Madrid se explica desde un punto de vista comercial: "Se quieren hacer con todas las atracciones de los alrededores, para ejercer en un régimen de semimonopolio dentro de la Casa de Campo. A IU no le ha gustado nunca la explotación del primer pulmón de Madrid para este tipo de negocios de ocio, pero, una vez que funcionan, si se plantea el cambio de titularidad del Zoológico de Madrid, tendremos que estudiar la solvencia económica de los compradores y sus objetivos de futuro".

González cree que el Ayuntamiento tendría que "obligar a los nuevos titulares a mantener el nivel actual de inversiones y la calidad del servicio que prestan los actuales concesionarios del Zoológico". Y concluye: "Todos estos aspectos habrá que tratarlos en un pleno municipal, porque, sin ese debate, la venta sería ilegal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de septiembre de 1997

Más información