Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía busca sin pistas, a los cinco autores del 'robo del siglo' en Suiza

Los investigadores comienzan a tener una idea más precisa de los autores del que denominan robo del siglo, quienes se llevaron el lunes pasado 35,3 millones de dólares (unos 5.500 millones de pesetas) de la oficina de Correos de la calle de Fraumünster, en pleno corazón de la ciudad de Zúrich. Los ladrones, algunos de los cuales hablaban italiano, fueron filmados durante la operación por una cámara de vídeo. Sin embargo, las autoridades policiales todavía no tienen ni idea de dónde se encuentran los asaltantes.Rolf Jáger, juez de instrucción de Zúrich y responsable de las investigaciones, ya ha interrogado a varias personas: los seis empleados de la compañía PTT (Poste Télégraphe Téléphone) directamente involucrados en el asalto, así como a todo el personal del establecimiento. Marco Cortesi, portavoz de la Policía Municipal, ha dicho que los ladrones -quienes no se disfrazaron- "actuaron con sangre fría y un profesionalismo extraordinario".

Gracias a los testimonios y a la cámara de vídeo, los investigadores disponen de una descripción más precisa de los asaltantes: son jóvenes, de tipo mediterráneo, aunque el hecho de que hablen italiano no significa que provengan de la península. Según Cortes¡, una gran operación de búsqueda se ha iniciado tanto en Suiza como en el extranjero, de la cual esperan obtener resultados positivos.

El lunes, a las 10.37 horas, la oficina de correos de la Fraumünster fue el escenario de lo que los cronistas policiales ya han bautizado como "el más grande robo nunca antes realizado en Suiza". Con una precisión matemática,cinco hombres armados con cuatro pistolas y una metralleta, con el rostro descubierto, se apropiaron de 35.333.000 dólares en efectivo, en un operativo tan eficaz y tan rápido del que no se tiene memoria en este país.

Por si fuera poco, en el asalto no se disparó ni un solo tiro, ni se produjeron heridos. "En este caso, se trata de un asunto relacionado con la grand criminalidad, que plantea problemas complejos. Fue una operación comando, llevada a cabo por profesionales", relató Claude Gisiger, el portavoz de la PTT, la compañía oflicial suiza afectada.

Según el juez Jáger, los ladrones lograron escapar sanos y salvos y agregó que emplearon un método de la alta escuela: a un vehículo. Fiat Fiorino de color blanco le colocaron una matrícula falsa, la P20812, transfomándola artificialmente en un vehículo de la PTT. Entraron en las instalaciones de la oficina de Correos de la Fraumünster con papeles de identidad falsos y una vez dentro encañonaron a los seis empleados que estaban realizando su labor. Sólo uno de ellos protestó, pero fue neutralizado por un ladrón. Con la situación bajo su control, cargaron en su vehículo las cajas de cartón y de aluminio, repletas de dinero, que estaban listas para ser recogidas por un furgón blindado. Contenían dinero en grandes billetes (fajos de 100 y 1.000 francos suizos), destinado a la banca nacional suiza, cuya sede, en Zúrich, se encuentra a 200 metros de la oficina de Correos. Las cajas pronto llenaron el interior de la camioneta y, por problemas de espacio, los ladrones dejaron una de ellas con 11.333.000 dólares en efectivo. "Sabían exactamente lo que hacían", dijo el juez Jáger.

Entre los robos más importantes del siglo destaca el del tren postal Glasgow-Londres, en 1963, en el que los ladrones se apoderaron de 4.743 millones de pesetas, al cambio actual. En 1982, durante el fin de semana de Navidad, se produjo el robo en el Banco de Andalucía en Marbella (Málaga) de 4.590 millones de pesetas.

En 1987, un atraco en un centro de depósito de valores en el centro de Londres reportó a sus autores 72 millones de dólares (11.0 16 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1997

Más información

  • Los atracadores se llevaron a cara descubierta 5.500 millones de pesetas