Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una segunda funeraria privada logra la licencia municipal para ejercer

Las pompas fúnebres se avivan con la liberalización. La junta de Villaverde ha concedido licencia a la empresa Interfunerarias para ejercer en Madrid. Es la segunda compañía privada que obtiene la preceptiva autorización municipal para competir con la Empresa Mixta de Servicios Funerarios (51% propiedad del Ayuntamiento y el resto privada), que hasta el pasado mes de julio disfrutó del monopolio de los muertos capitalinos.La concejal de Puente de Vallecas, Eva Durán, que preside temporalmente la Junta Municipal de Villaverde, fue la encargada de estampar este miércoles su firma sobre la licencia, según confirmó ayer la edil. En Interfunerarias esperan que la autorización esté lista hoy para su recogida. La compañía, que inició sus trámites municipales el pasado 20 de mayo, empezará a funcionar de forma inmediata en unos locales situados en la calle de San Erasmo, 24 (Villaverde), donde se ha instalado el almacén de féretros y el garaje. Interfunerarias cuenta con una decena de coches fúnebres, según detalla su director, Antonio Álvarez. "Nuestras tarifas son más bajas que las de la empresa mixta. Un servicio tipo cuesta unas 120.000 pesetas", señala Álvarez.

PASA A LA PÁGINA 5

La funeraria municipal dice que ha ganado clientes con la liberalizacion del servicio

VIENE DE LA PÁGINA 1La firma Interfunerarias quiere ganar cuota de mercado a base de "abaratar los precios y dar calidad en los servicios". La estrategia pasa por recurrir a la publicidad en lugar de captar clientes en los hospitales, un ámbito en el que sí ha ejercido la primera firma autorizada, Nuestra Señora de los Remedios.

Interfunerarias, que nació a partir de un negocio de pompas fúnebres en San Lorenzo de El Escorial, está implantada en la provincia de Ávila (capital y Arévalo), Torrelavega (Santander) y Marbella (Málaga). También ha dado el primer paso para ejercer en Barcelona. Tiene 60 trabajadores, a los que ahora se añadirá una veintena en Madrid.

La autorizaciónde esta segunda funeraria privada por la concejal Eva Durán ha sido bien acogida, coinciden fuentes del sector. Natalia Diéguez, responsable de Nuestra Señora de los Remedios, que empezó a ejercer el pasado 9 de julio, con sede en el distrito de San Blas, se expresa así: "Me parece bien que entre otra empresa privada. Cuantas más haya, mejor". "El libre mercado es bueno para todo el mundo", asegura el gerente de la empresa mixta, Juan Antonio Valdivia. Niega que sus competidores privados ofrezcan servicios más baratos.

La liberalización funeraria estrenada este verano es consecuencia de la decisión adoptada un año atrás por el Gobierno central. El Ayuntamiento de Madrid, encargado de autorizar el ejercicio de las empresas privadas en el ámbito de su término municipal, planteó inicialmente un proyecto de ordenanza muy restrictivo, que debió cambiar.

Negocio millonario

Una vez abierta la puerta, los privados no se han hecho esperar. El mercado potencial es enorme: cada año mueren en Madrid más de 25.000 personas. Los beneficios de la empresa mixta rondan los 1.000 millones de pesetas por ejercicio.

La funeraria semipública, que combatió la liberalización, se muestra ahora encantada con ella. "Ha acabado con las empresas piratas que se dedicaban a hacer traslados fuera de Madrid", sostiene el gerente, Juan Antonio Valdivia. Calcula que le quitaban "una media de l6" de los aproximadamente 70 servicios diarios. "Por eso no ha bajado nuestra cuota de mercado", añade el gerente.

Por su parte, en la primera privada autorizada aseguran que el negocio madrileño va viento en popa. Virgen de los Remedios, nacida en Colmenar Viejo, realiza "unos 20 servicios por día" en la capital, asegura Natalia Diéguez. Añade que sus tarifas son "un 30% más baratas que las de la empresa mixta". Interfunerarias no quiere hablar de cifras futuras. "Aquí empezamos de cero", señala Antonio Álvarez. Las dos compañías privadas realizaban, antes de la liberalización, traslados de fallecidos madrileños a localidades fuera de la capital, pese a la oposición de la empresa mixta.

Más tanatorios

Negocio para todos, tanatorios para uno. El uso de los dos complejos de salas fúnebres existentes en la ciudad ha levantado polémica en el sector. Diéguez ha pedido por carta al alcalde, José María Alvarez del Manzano, poder utilizar los dos tanatorios, propiedad de la empresa mixta. Aún no ha recibido la respuesta municipal, pero asegura que a sus clientes se les impide alquilar las salas.

"Los tanatorios son nuestros y no estamos por la labor de alquilarlos", afirma Valdivia. Añade que se construyeron sin aportación pública. La empresa mixta quiere construir un tercer tanatorio este mismo año entre el cementerio de Fuencarral y la M-40. Las dos compañías privadas también hacen planes similares a medio plazo, ante la práctica imposibilidad de lograr salas en alquiler. "Es que cualquier negocio funerario debe ir emparejado con un tanatorio", concluye Álvarez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1997

Más información