Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP no romperá con Pujol pese a sus exigencias "inoportunas"

El PP y el Gobierno de José María Aznar escuchan los mensajes de sus socios de Ciu y del PNV. como si no fuera con ellos. Ayer mismo, el presidente del Senado, el popular Juan Ignacio Barrero, apostaba por que la colaboración entre estos partidos "va a durar bastante" pese a considerar como "exigencias ábsolutamente inoportunas" las reivindicaciones de CiU sobre un mayor techo de competencias en materia fiscal.Barrero se refirió, en declaraciones a Efe, a las peticiones de dirigentes de CiU para situar a Cataluña en un sistema de financiación similar al del País Vasco. En ese sentido, descartó que el Gobierno del PP esté dispuesto a "abrir de nuevo el melón de la financiación" cuando aún no ha transcurrido ni un año desde la aprobación del vigente. El presidente de la Cámara alta concedió la posibilidad de discutir esos planteamientos cuando acabe el plazo de cinco años aprobado para el actual sistema y si se comprueba que ha sido defectuoso.

El debate suscitado por CiU lo enmarca Barrero políticamente dentro de lo que se conoce como "el doble lenguaje, en el mejor sentido de la palabra".

Esta posición de Barrero se suma a la expresada el jueves por el vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, que limitó los planteamientos de CiU al debate de las ideas habitual en los partidos políticos y afirmó que "la estabilidad" parlamentaria está asegurada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de agosto de 1997