El Parlamento palestino pide a Yasir Arafat la destitución de todo su Gobierno por corrupción

El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Yasir Arafat, debe destituir a todos los ministros de su Gobierno para poner así fin a la corrupción y a la malversación detectada en la Administración palestina durante los últimos meses. Ésta es la conclusión a la que ha llegado la comisión de investigación formada hace dos meses en el propio Parlamento palestino, con la misión de descubrir un supuesto "despilfarro" en la Administración palestina de 326 millones de dólares, lo que supone aproxímadamente el 40% del presupuesto dedicado a las zonas autónomas.

La comisión de investigación palestina ha recomendado, asimismo, el procesamiento del responsable del Ministerio de Asuntos Civiles, Yamil al Tarifi, un conocido abogado de Ramala, al que se le imputan supuestas corrupciones. La comisión reclama también una investigación en profundidad sobre la actuación de otros dos ministros: Nabil Chaath, encargado de Cooperación Internacional y responsable de la delegación palestina en el proceso de paz, y de Ali Kawasmed, responsable de Transportes, según anunció ayer la radio estatal israelí en su informativo de mediodía.El informe. de la comisión no sólo hace planteamientos generales sino que ofrece también algunas precisiones, como la supuesta participación o implicación del ministro Al Tarifi en la importación ilegal de medicamentos de Egipto, cuyas fechas de consumo habían ya prescrito, así como otras irregularidades relativas a la importación de vehículos. La misma investigación habla de corrupciones entre las fuerzas de seguridad palestinas, encargadas de la recaudación de impuestos.

Tecnócratas y cualificados

"El presidente de la Autoridad Palestina debería dar instrucciones para castigar a los defraudadores inmediatamente y restaurar así la confianza entre las autoridades palestinas y el pueblo", aseguran los responsables de la investigación, quienes reclaman al mismo tiempo a Arafat "la disolución del Gabinete y la formación de uno nuevo, constituido por tecnócratas y ciudadanos cualificados".Algunas de estas afirmaciones han sido ya corroboradas y confirmadas a la prensa internacional por, responsables palestinos, quienes aseguran que en su día se habían descubierto "numerosas irregularidades en 18 ministerios, pero sobre todo se detectaron fallos en el propio gabinete de Arafat, que no trató las denuncias de corrupción existentes en el aparato del Gobierno", según añadió ayer Azmi Shuabi, uno de los diputados de este Parlamento palestino. Sin embargo, las autoridades palestinas no han emitido ningún comunicado oficial sobre el tema.

Las corrupciones en la joven Administración palestina estaban siendo denunciadas desde hace meses, lo que originó una investigación preliminar del ministerio fiscal, quien elaboró un minucioso informe en el que reconocía la existencia de estas supuestas irregularidades, aunque prefería referirse a ellas con un lenguaje más moderado y discreto, asegurando que lo que en realidad había habido eran "despilfarros", "dinero mal utilizado" o "inexperiencia".

El presidente Yasir Arafat y el Parlamento palestino decidieron entonces poner en pie una segunda comisión de investigación, cuyos resultados oficiosos fueron conocidos ayer, a través de la radio estatal israelí. La propuesta no sorprendió ayer en medios políticos, por cuanto desde hace varios días se viene rumoreando sobre posibles cambios en el Gobierno autónomo de la Autoridad Palestina.

[Por otra parte, un soldado. israelí mató ayer a un palestino que acababa de herir con un cuchillo a otro militar, informa France Presse. El incidente, ocurrido al norte de CisJordania, séinició cuando el palestino, que había cortado el paso a un grupo de militares, se enfrentó a un oficial al que hirió en la espalda. De inmediato, el agresor cayó abatido por una ráfaga de- metralleta.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50