GENTE

INSIDIAS, CALUMNIAS Y QUERELLAS

Dos parejas famosas, la modelo Claudia Schiffer y el mago David Copperfield y las estrellas de Hollywood Bruce Willis y Demi Moore, defienden con fiereza su amor frente a las, aseguran ellos, insidias y calumnias de la prensa. Copperfield se ha querellado por difamación contra el semanario francés Paris Match por decir que su romance con la top model alemana es una farsa: Claudia cobra un sueldo por aparecer como su novia, le está prohibido mantener relaciones sentimentales con otras personas y, para que no falte de nada, el montaje fue urdido por la madre de ella. ¿El objetivo? Para ella, el rédito pecuniario, y para el mago norteamericano, darse a conocer en Alemania. Copperfield afirma que lo publicado por Paris Match -"esa revista sensacionalista de fotografías", según él- es "absolutamente falso" y pide 30 millones de dólares (4.620 millones de pesetas) por daños. Willis y Moore, más modestos, le piden cinco (770 millones de pesetas) al diario Star por escribir que su matrimonio está haciendo aguas y que la actriz ha salido por ahí "de picos pardos" con el también actor Johnny Depp tras la ruptura de éste con Kate Moss (también famosa modelo, a su vez). También Lisa Marie Presley ha presentado una querella contra National Enquirer por difamación. La revista publicó en un artículo titulado El drama del suicidio de Lisa Marie que ésta había sido hallada desplomada en el suelo del cuarto de baño de su casa después de garabatear "Nadie me quiere; soy fea" por sus brazos. Presley, que explica que el artículo la calificaba de suicida y de practicar la automutilación, afirma que la revista publicó estas informaciones con "total conocimiento de que eran falsas y se negó a retractarse".-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS