El Gobierno cubano dice que las bombas no afectan al turismo

El viceministro de Turismo de Cuba, Eduardo Rodríguez de la Vega, restó importancia ayer al reciente estallido de dos bombas en los hoteles Nacional y Capri de La Habana y afirmó que este incidente no ha afectado ni afectará al crecimiento turístico previsto para este año. De la Vega ofreció una conferencia de prensa en el hotel Nacional de La Habana ante decenas de operadores turísticos y directores de hoteles, en la que informó que en 1997 viajarán a la isla 1.190.000 turistas, un 18,5% más que el año pasado.El viceministro señaló que no se han producido disminuciones en las ventas ni en los viajes de turistas en julio, y reiteró que Cuba dispone de pruebas de que los responsables de la colocación de dos artefactos explosivos de pequeña potencia, el 12 de julio, pertenecen a grupos anticastristas de EE UU. "Estamos totalmente seguros de que hay un intento de la mafia anexionista de Miami en contubernio con algunas organizaciones, yo diría muy cercanas al Gobierno [norteamericano], de tratar de perjudicar el turismo", aseguró.

Lo sucedido no ha tenido ninguna significación importante". De la Vega dijo que Cuba era "el país más seguro del mundo para los turistas, y criticó a los periodistas que dan demasiada "importancia a algo que no lo tiene".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS