Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA ETA

El etarra Soares Gamboa dice que "el último en salir de ETA será un imbécil"

Los presos etarras internos en la cárcel de Nanclares de la Oca (Álava) Juan Manuel Soares Gamboa, Luis Gastón Arrieta y Luis Gorriti Pagola denunciaron ayer públicamente. en la cárcel el asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco el sábado pasado por la banda terrorista ETA. Soares Gamboa se refirió a sus ex compañeros de ETA como "los bandidos del MLNV [Movimiento Nacional de Liberación Vasco]", y a la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB), como "terroristas civiles", y aseguró que "el último en salir de ETA será un imbécil". El etarra reinsertado Sabino Álava, condenado a 200 años por su pertenencia al comando Nafarroa, se unió a estos presos para indicar que "es el momento de dejar, la lucha armada" por parte de la banda terrorista.

Soares Gamboa, ex miembro del comando Madrid de ETA sobre el que pesan condenas por 117 años de carcel y que se entregó voluntariamente a la policía hace dos años tras abandonar el grupo de Eugenio Etxebeste en Santo Domingo, leyó un duro comunicado, flanqueado por los también presos disidentes Luis Gorriti Pagola y Luis Gastón Arrieta. Estos dos últimos hicieron público el miércoles pasado otro texto de condena y condolencia por el asesinato, de Miguel Angel Blanco, señalando que "ya no tiene razón de ser la lucha armada".Tras dar lectura al comunicado, que Soares Gamboa dijo suscribir a título personal, él y Luis Gorriti contestaron a las preguntas de los informadores, mientras su compañero permanencio callado en todo momento.

Soares Gamboa señaló que la disidencia va extendiéndose continuamente y que "cada vez hay menos presos en el camino de ETA, pero hay mucho miedo aún para expresarse públicamente", dijo. "Haría un llamamiento a Etxebeste o Txelis [José Luis Alvarez Santacristina]: que digan si ellos hubieran sido capaces de disparar a la nuca de Miguel Ángel Blanco y, si no, que no manden a la gente más joven a pegar tiros o a quemar gente con cócteles molótov", añadió.

El ex miembro del comando Madrid señaló que cada cual va abandonando a ETA "a medida que va despertando", pero dijo que no hay un método o una fórmula para acelerar un proceso que ,la unos les cuesta más que a otros" e insistió en que "ETA tiene bastantes balas menos y bastantes apoyos menos, algo de lo que todos debemos felicitarnos".

Una muerte bárbara

Sobre la responsabilidad de los dirigentes de HB, Soares Gamboa aseguró que "está en su mano el decir que esto puede acabar ya de una vez por todas". A estos últimos les acusó de estar sumidos en la "imbecilidad moral" y de no haber sido capaces de hacer un comunicado condenando la muerte tan bárbara de Miguel Angel".Tras señalar que "ha comenzado la marcha atrás y ha empezado el día después", el etarra aventuró "un pequeño desmarque, un punto de inflexión" en el intento de Etxebeste de mediar para gue ETA no asesinara a Miguel Angel Blanco. "No creo que sea un gesto para la galería, sino que se están desmarcando de la actual línea de ETA". En su valoración acerca d e lo, que el acercamiento de los presos supondría de cara a un presunto, cambio de actitud de ETA, Soares Gamboa señaló:" Siempre que ha habido acercamiento de presos a Euskadi, ETA ha cometido una barbaridad; siempre que ha habido un pequeño acercamiento ETA-Gobierno o ETA-PNV ha habido un secuestro, siempre que ha habido un acercamiento del mundo democrático a las posturas de ETA ha habido un atentado que ha roto todas las expectativas. ETA corta radicalmente, a base de asesinatos, los intentos de diálogo que ella misma pide".

Por su parte, Luis Gorriti, condenado a 38 años de cárcel y en prisión desde hace tres, dijo que "la lucha armada no tiene sentido, porque del 89 para acá ha perdido el apoyo que tenía y éso se tiene que cortar". Según este preso, "más de la mitad de HB y la mayoría de los votantes no están de acuerdo, pero en la dirección hay unos tipos como Aoiz y otros impresentables que no tienen derecho a estar ahí y a los que hay que echar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 1997

Más información

  • Los presos denuncian el asesinato de Blanco