Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESAFÍO TERRORISTA

Suspensión de los actos oficiales de los 'sanfermines'

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona se reunió a las nueve de ayer en sesión extraordinaria y acordó mantener la suspensión de los actos oficiales de las fiestas hasta las nueve de la noche, completando así, según señaló el alcalde de la ciudad, Javier Chourraut, un paréntesis de 24 horas de luto iniciado tras conocerse la noticia del asesinato por la banda terrorista ETA del concejal del PP Miguel Angel Blanco en la tarde del sábado.No obstante, todos los grupos municipales (los tres concejales de HB no acudieron a la sesión) decidieron unánimemente proseguir las fiestas a partir de esa hora "como símbolo de nuestra voluntad de restituir la normalidad ciudadana frente a quienes tratan de alterarla", según el acuerdo aprobado unánimemente por los 21 concejales presentes.

Antes de iniciar la sesión, el alcalde leyó un comunicado en el que calificó de "venganza fascista" el asesinato de Miguel Ángel Blanco, "un joven inocente e indefenso". Además de corresponsabilizar a HB del asesinato, algunos portavoces pidieron la marginación política de esta fuerza en las instituciones y otros, como Joaquín Pascal, portavoz socialista, pidieron a quienes desde dentro de la coalición se muestran críticos con el terrorismo que "abandonen Herri Batasuna de una vez en los próximos días".

La suspensión de los actos oficiales de San Fermín provocó que, por primera vez desde 1978, no se corriera el tradicional encierro de los toros. El Gobierno navarro tampoco participó en acto festivo alguno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 1997