Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex ministro de Obiang, encarcelado por drogas y falsificación de documentos

Un ex ministro de Información de Guinea Ecuatorial y un pariente de presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang, han sido encarcelados en Madrid por presunta vinculación con dos redes internacionales: una de ellas, relacionada con la importación de heroína, y la otra, dedicada a la falsificación de documentos para legalizar la estancia de ciudadanos guineanos en España. La policía ha decomisado 15 kilos de heroína y más de 700 pasaportes ecuatoguineanos en blanco en una operación en la que ha habido 20 detenidos más. La droga fue hallada en la maleta del ex ministro, que pasó fácilmente el control aduanero de Madrid-Barajas gracias a su pasaporte diplomático.

La Unidad Central de Estupefacientes inició el pasado septiembre las investigaciones sobre una red de ciudadanos turcos e iraníes a la que se consideraba responsable de la introducción de un alto porcentaje de la heroína que circula por Madrid. Durante las pesquisas saltó el nombre de Santos Pascual Bikomo Nanguande, de 37 años, ministro de Información de Guinea Ecuatorial hasta el pasado 26 de junio.Bikonio contactó en Madrid con su compatriota Joaquín María Alogo Ondo y con dos iraníes, presuntos cerebros de una red de narcos, los cuales buscaban desde hace tiempo a una persona que actuase como correo de la organización. El 28 de junio, el ex ministro guineano salió de Madrid con rumbo a Karachi (Pakistán), de donde regresó el pasado domingo vía Francfort (Alemania). El ex miembro del Gobierno de Teodoro Obiang recogió una maleta y salió de la zona aduanera exhibiendo su pasaporte diplomático, tras lo que fue detenido.

La captura del ex ministro, al que Obiang destituyó cuando supo que las autoridades españolas estaban tras sus pasos, supuso el detonante de dos operaciones policiales fraguadas desde hace meses: una a cargo de la Unidad Central de Estupefacientes, que detuvo a un total de 14 personas; y otra a cargo de la Unidad Central de Extranjeros, que se saldó con el arresto de cuatro hombres y cuatro mujeres en Madrid, Móstoles y Alcalá de Henares.

Entre los detenidos está Joaquín María Alogo Ondo, residente en la urbanización Los Brezos, en el Encinar de los Reyes, junto a La Moraleja, quien se presenta como "doctor", casado con una sobrina del presidente Obiang, y que en ocasiones se ha hecho pasar por diplomático o ministro, aunque no figura acreditado como tal en el Ministerio de Asuntos Exteriores, según la policía.

Chalé de lujo

El lujoso chalé de Alogo, por el que paga 600.000 pesetas al mes, figura como sede de la empresas Ecuatorial Guinea Office For Investiment y Oficina de Inversiones para Guinea Ecuatorial. Esta firma "es utilizada como tapadera para la falsificación documental, estafas y presunto tráfico de influencias y, en última instancia, para el tráfico de estupefacientes", según fuente policiales.Alogo Ondo, en colaboración con el guineano Antonio Cruz M. M., es el presunto cerebro de una red de falsificación de documentos destinada a legalizar la estancia en un número indeterminado de africanos en España.

La Unidad Central de Extranjería ha localizado más de 1.000 documentos, la mayoría en el domicilio de Antonio Cruz, sito en la calle de Sevilla de Móstoles (Madrid). Como resultado de los registros se han decomisado 729 pasaportes en blanco de Guinea Ecuatorial, 200 documentos de identidad igualmente en blanco, certificados de ciudadanía, carnés de conducir, 16 sellos de tinta e impresos de la Dirección General de Seguridad ecuatoguineana, entre otros, documentos.

La policía ha localizado en Valencia una imprenta en la que se confeccionaron algunos de los documentos utilizados por la banda de falsificadores, así como una empresa de informática radicada en la calle de Serrano, en Madrid. Los agentes han hallado en esta última, que fue utilizada por los falsificadores sin que su propietario conociera sus turbios manejos, varios disquetes informáticos que demuestran las maniobras de los principales implicados.

Los investigadores no han logrado precisar por ahora cuántas personas pueden haber visto legalizada su residencia en España mediante la falsificación de los documentos correspondientes a través de la oficina instalada en el domicilio de Antonio Cruz.La red operaba no sólo en Madrid, sino en otras provincias, según la Dirección General de la Policía.

Red de narcotráfico

Al ex ministro de Información ecuatoguineano, además de estar supuestamente implicado en la red de falsificadores, se le supone relacionado con la banda de narcotraficantes turcos e iraníes.La Unidad Central de Estupefacientes había iniciado las pesquisas sobre esta organización de narcos en septiembre pasado, tras descubrir un importante aumento en la oferta de heroína en Madrid.

Las investigaciones llevaron a un individuo que mantenía contactos con un grupo domiciliado en un piso de la calle de Vera y con otro que se reunía en otra vivienda de la calle de Cuevas de Almanzora, ambos en Madrid. Esta última es propiedad del iraní Said Aliakbar S. S, que con frecuencia se trasladaba a otra vivienda de la calle de Tribaldos y a, una casa baja de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

A lo largo de los pasados meses, los agentes fueron identificando a varios españoles, turcos e iraníes. Uno de éstos utilizaba como tapadera un negocio de importación de alfombras persas. También se descubrió al cubano Jorge Luis A., propietario de dos bares de copas de Madrid, que ya fue arrestado años atrás por ocultar estupefacientes en uno de estos locales.

El pasado junio, la policía descubrió que la red turco-iraní sostenía múltiples contactos con otros ciudadanos africanos que se, presentan como diplomáticos. Estos aseguraron al iraní Said Aliakbar que tenían un amigo "embajador" en España que podría ser utilizado como correo para la introducción de un importante alijo de heroína. La policía tuvo dificultades para lograr identificar a ese presunto diplomático que solía acudir a las citas con los narcos conduciendo un Ford Fiesta. El coche, matriculado en Guadalajara, figura inscrito en Tráfico a nombre de un juez de paz, esposo de la alcaldesa de un pueblo de esta provincia. Las pesquisas subsiguientes determinaron que esta persona era Joaquín María Alogo Ondo, a cuyo chalé de la urbanización Los Brezos iban asiduamente personas con coches con placas diplomáticas.

En el curso de las pesquisas, la Unidad Central de Estupefacientes llegó a la conclusión de que el ministro ecuatoguineano Santos Pascual Bikomo Nanguande era el correo que los narcos turcos e iraníes estaban buscando a través de los guineanos.

Tras viajar a España "por razones de salud", Bikomo voló a Pakistán y regresó a Madrid el pasado domingo con 15 kilos de heroína en su maleta. El ex ministro ha declarado en los interrogatorios que trajo la mercancía con destino a un familiar del embajador de Pakistán en España, asunto que la policía está investigando.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ordenó ayer el ingreso en prisión del ex ministro Bikomo y de Alogo, aunque este último puede quedar libre si deposita cinco millones de fianza. Según informaron a Efe fuentes jurídicas, Alogo está casado con una sobrina y con una hija del presidente Obiang. Esta última también habría sido detenida, aunque el juez la dejó libre.

La Embajada de Guinea Ecuatorial señaló ayer que su Gobierno y sus instituciones "pueden ser víctimas e instrumentos potenciales de las acciones de esta organización mafiosa y sus miembros para perjudicar la imagen" del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de julio de 1997

Más información

  • En prisión un pariente del presidente guineano