Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad modifica un carril-bici porque atraviesa un bosque

La construcción de un carril-biel entre Colmenar Viejo y Soto del Real, en los arcenes de la carretera M-609, pone en peligro la integridad de una fresneda de más de 200 años. Las obras,tal y como estaban diseñadas, obligaban a arrancar los gruesos árboles que bordean la carretera. Por este motivo, el consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, se comprometió ayer a modificar el proyecto.

La Consejería de Obras Públicas, con un presupuesto de 337 millones de pesetas, comenzó el pasado febrero la construcción de este carril de diez kilómetros. La nueva vía debía atravesar, tal y como estaba redactado su proyecto, una fresneda adyacente al casco urbano de Soto. Tras conocer los planes de la Comunidad, el grupo parlamentario de IU se- echó al monte. El diputado de la coalición Luis Miguel Sánchez Seseña ha pedido la comparecencia del consejero de Obras Públicas y ha exigido que se respetase la integridad del. bosque. "Además, las obras carecen de estudio de impacto ambiental", indicó el diputado.Luis Eduardo Cortés reconoció ayer que el carril-bici proyectado afectaba a unos 700 metros de la fresneda. "Pensábamos que la afección era pequeña, pero si esto puede provocar quejas, estamos dispuestos a modificarlo para proteger el bosque". Cortés añadió que las obras a su paso por la fresneda no necesitan estudio de impacto ambiental, ya que "este bosque está incluido dentro del casco urbano de Soto".

Otras prioridades

Luis Miguel Sánchez Seseña, a pesar de la modificación anunciada por Cortés, se echa las manos a la cabeza: "Soto tiene otras prioridades, como que les lleven el tren", afirma.Santiago Martín, portavoz de la asociación ecologista Aedenat, recuerda que la fresneda está en muy buen estado", de conservación."Hay cosas incomprensibles", dice.

Francisco Molinero, concejal de IU en Soto, señaló ayer: "Ensanchar la carretera para meter un carril-bici que nadie ha reclamado es absurdo. Y más cuando las obras tienen un coste de más de 300 millones y el Plan de Inversiones de la Comunidad para Soto no llega ni a los 250 millones. Más que un carril-bici, en Soto queremos el tren de cercanías y mejor servicio- de autobuses. No parece, muy lógico que el transporte público esté atascado y que nos pongan en su lugar un carril-bici, que usarán principalmente los vecinos de Madrid".

Este periódico no logró ayer hablar ni con el alcalde ni con el concejal de Medio Ambiente de Soto, ambos del PR

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997

Más información

  • La nueva calzada entre Colmenar y Soto pasa por una fresneda