Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rigal: "Querido Eugenio, los propietarios reales son los que son"

El 30 de julio de 1986, el abogado José Ramón Rigal, tras conocer la denuncia de Eugenio Martínez Jiménez ante el Colegio de Abogados de Madrid envió un fax "a la atención de Eugenio Martínez J¡ménez".Rigal le decía que "como bien sabes, conozco perfectamente quienes han sido los propietarios reales de Euman". Recordaba que "desde la interposición de la querella contra los antiguos administradores de Banesto, me manifestaste varias veces que ibas a mantener la posición de que eras el único propietario de Euman mientras no existiese la posibilidad de tu ingreso en prisión, pero que si esa posibilidad llegara a existir estabas decidido a contar. la verdad"."En septiembre de l995", continúa la carta-fax, "me llamaste a casa y me pediste que me reuniera contigo en tu despacho y allí me comunicaste que estabas abrumado por la situación creada como consecuencia de las investigaciones judiciales, que estabas harto de Mariano Gómez de Liaño, que éste te había comunicado que había que cerrar Euman por falta de dinero y que te había sugerido que domiciliaras las sociedad en tu casa, a lo que te habías negado. [ ... ] En esa reunión, y para mi sorpresa, me dijiste que no tenias copia de los documentos de fiducia firmados por tí con algunos propietarios reales de Euman y me pediste consejo sobre si debías pedirlos a Mariano, y me preguntaste si éste sospecharía de tí al hacerle esa petición. Te contesté que ignoraba que no tuvieras esos documentos, redactados por mí, como bien sabes, y que, evidentemente, Maríano sospecharía de tí si le hiciera esa petición [ ... ]".

La carta añade que en 1996 "cuando ya habías sido imputado judicialmente acudí a tu despacho para reiterarte que tuvieras cuidado respecto al momento de decir la verdad [ ... 1. Ante mi sorpresa me manifestaste textualmente: Como tu sabes José Ramón yo no soy testaferro de nadie. Ante esta actitud, absolutamente opuesta a la de septiembre de 1995, opté por guardar silencio [ ... ]".

"Los propietarios", afirma Rigal, "reales de Euman son los que son y no los que a tí te gustaría que fuesen y la verdad es la que es y tú y yo la conocemos perfectamente. No conozco los acuerdos a los que hayas podido llegar con Mariano Gómez de Liaño o terceras personas, aunque me los puedo imaginar [ ...]. Me sigue resultando difícil de admitir, y me molesta, que el fiscal pida para tí una pena grave y que otras personas salgan bien parados [ ... ]".

Los propietarios reales de Euman a los que hace referencia José Ramón Rigal son, según su testimonio en el libro Vendetta y de acuerdo con sus alegaciones ante la comisión de deontología del Colegio de Abogados de Madrid, Mariano Gómez de Liaño, Mario Conde y Arturo Romaní.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997