Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor acusa a Arzalluz de hacer "declaraciones terribles" que tratan de "amenazar y asustar"

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, respondió ayer con contundencia a las acusaciones del presidente del Partido Nacionalista Vasco, Xabier Arzalluz, quien el domingo afirmó que el responsable de -Interior comete "una inmoralidad con los presos de ETA". "La tragedia", declaró Mayor Oreja, "es que el señor Arzalluz no se ha leído la Ley General Penitenciaria. Estamos acostumbrados a que haga estas declaraciones terribles en las que trata de amenazar, de asustar... Algunos ya le conocemos y. sabemos que estas salidas de tono forman parte de su carácter".

Ante la posibilidad anunciada por el líder nacionalista vasco de recurrir la política penitenciaria del Gobierno en Estrasburgo, Mayor Oreja insistió en que el tratamiento individualizado de los presos va a mantenerse: "No habrá sorpresas".El ministro criticó que el debate no sea ya "la legalidad o no, sino, por lo visto, la moralidad o la inmoralidad" y recordó que hace poco tiempo Arzalluz declaró "reiteradamente" que los derechos humanos eran "perfectamente compatibles, no ya con el acercamiento selectivo que está aplicando Interior, sino con la política de dispersión".

El ministro, que participó en un curso de, periodismo jurídico organizado por la Escuela de Periodismo de la Universidad Autónoma de Madrid, EL PAÍS y los Colegios Notariales, tampoco se mostró asustado por la posibilidad anunciada por el líder del PNV de recurrir la política penitenciaria del Gobierno ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo: "Yo he tenido que soportar y padecer en el caso Elejalde [presuntos malos tratos al activista de ETA Fernando Elejalde tras su detención] una situación de acoso en esa dirección y ahora lo quieren hacer en el tema de los presos. Pero al final los tribunales van dando la razón a quien le corresponde. Como no voy a ir al tribunal, no tengo nada que decir. Ellos [el PNV] son los que tienen que medir sus posibilidades y decidir", afirmó.

El titular de Interior anunció una reunión en las próximas semanas con los responsables de Instituciones Penitenciarias, la política de tratamiento individualizado de presos que el Gobierno definió en mayo no se va a cambiar y, aunque se intenta "enriquecer con las aportaciones de otros partidos e instituciones".

Críticas de Rubalcaba

Por su parte, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, José Antonio Rubalcaba, se sumo ayer a los ataques de Arzalluz contra el ministro, y afirmó que Mayor Oreja mantiene una actitud "despreciativa" hacia los partidos vascos que apoyan el acercamiento generalizado de los presos de ETA al País Vasco.Mayor Oreja se refirió también al juicio contra los miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y expresó su opinión de que "las cosas están cambiando en el País Vasco y HB se está dando cuenta: la ley se cumple, se les encarcela y no sucede nada". Para él, este proceso ha forzado a la coalición abertzale a mantener la política contraria a la que aplican con sus presos -a los que solicitan que no se acojan a los beneficios penitenciarios como el tercer grado- y, por primera vez, a adoptar una estrategia "a la defensiva: van a tratar de recordar el pasado, van a tentar a algunos sectores de la sociedad, a algunos, medios de comunicación y a algunos nacionalistas. Algunos picarán, pero la mayoría no va a picar".

El titular de Interior pidió que este proceso no se convierta en un debate sobre la oportunidad o inoportunidad política del mismo, sino sobre el cumplimiento de la ley. Asimismo, solicitó que el mundo de KAS y HB tenga "más incomodidad política y social que la que hoy tiene, porque si no se perpetuará en su estrategia actual que es la violencia".

Ya en Torrejón y poco antes de emprender vuelo a Las Palmas de Gran Canaria, donde se entrevistó con el presidente canario, Manuel Hermoso, Mayor se refirió a las declaraciones del etarra arrepentido Juan Manuel Soares Gamboa contra la cúpula de HB. Mayor dijo confiar en que "sean objeto de reflexión" para otros presos de la organización y contribuyan a la pacificación del País Vasco y añadió que, como apuntó Soares Gamboa, "el mundo de KAS y HB tiene una gran relevancia en la dirección" de la banda, aunque apuntó que "una cosa es tener la certeza moral" de este hecho y otra la "convicción política" de que sucede así.

En su conferencia sobre cooperación internacional en materia de seguridad, Mayor Oreja destacó el terrorismo como la "principal preocupación de los españoles" y reafirmó la necesidad de un espacio policial y judicial único en la Unión Europea, que permita combatir la huida de la cúpula de ETA hacia otros países y crear "confianza en los respectivos Estados de derecho".

Mayor aprovechó así para abogar por un avance en el convenio europeo de extradición y para defender la propuesta española de suprimir el asilo -"una institución que saben utilizar los terroristas"- entre países miembros de la UÉ, un proyecto que no fue aprobado en la reciente cumbre europea de Amsterdam.

Además de la droga -"el problema que peor tratamos los Gobiernos democráticos, que no llegamos al aprobado"-, el ministro del Interior destacó la inmigración y las mafias organizadas a su alrededor como uno de los problemas presentes, "pero sobre todo de futuro" que afectarán a la seguridad en España. Para solucionarlo, Mayor Oreja apostó por una política "singularizada" y por tratar de "acelerar" la firma de un convenio de readmisión con Argelia similar al establecido con Marruecos en 1992 que se empezó a aplicar a finales del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 1997

Más información

  • El ministro replica al líder del PNV por sus críticas a la política penitenciaria de Interior