Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La función pública y el Gobierno

. Santa Marta de Tormes, Salamanca

Parece ser que el Estatuto de la Función Pública que este Gobierno pretende sacar adelante consagra el nombramiento a dedo de la mayoría de los puestos a los que podemos optar los funcionarios, mediante la utilización del llamado concurso específico.En la noticia que publica su periódico sobre este tema citan a Galicia como referencia en este asunto, pero la Comunidad de Castilla y León también es abanderada en este tema, pues se viene generalizando el uso del concurso específico para la provisión de puestos de trabajo.

En 1989, cuando el señor Aznar López gobernaba esta región, ni siquiera la figura del jefe de servicio territorial, máximo representante de cada consejería en cada provincia de la comunidad autónoma, se cubría mediante concurso específico, pero en la última relación de puestos de trabajo, de diciembre de 1996, en los servicios territoriales, casi la totalidad de las jefaturas de sección, nivel 24, se cubren por ese procedimiento. Por ejemplo, en la Consejería de Agricultura y Ganadería hay 23 plazas con concurso específico en cada una de las provincias.

Si además tenemos en cuenta el uso generalizado y amiguista de las comisiones de servicio, la plaza que se ocupa de esta forma tiene todas las garantías de

que sea de tu propiedad cuando se celebre un concurso en el que se valora hasta 10 puntos en base a una entrevista cuando sólo puedes conseguir hasta ocho puntos por los méritos en los que se basan los concursos ordinarios. Se está configurando una Administración autónoma totalmente pepera, pues en el caso de libre designación, cuando lleguen los otros, te vas fuera, pero si tu plaza es por concurso, es para toda la vida.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de junio de 1997