Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Confederación del Tajo sancionará a los culpables del vertido en el acuífero del Jarama

La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) sancionará a los responsables de la contaminación de un acuífero del río Jarama en San Fernando de Henares. Según explicó ayer su presidente, José Antonio Llanos, e] expediente sancionador -que fue abierto en mayo de 1993 y cerrado unos meses después- se reabrirá cuando el juzgado de Coslada que lleva el caso determine quién fue el causante en 1992 del derrame de 250.000 litros de combustible sobre el acuífero. El juez ha impuesto, de momento, una fianza de 1.000 millones de pesetas a Repsol.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Coslada basó la cuantiosa fianza impuesta en un informe pericial elaborado por el catedrático de Hidrogeología de la Universidad Complutense de Madrid Ramón Llamas (véase EL PAÍS del jueves). El perito analizó el vertido supuestamente efectuado por una gasolinera de Repsol en este acuífero de 12 hectáreas de extensión. El informe pericial criticaba la actuación de la CHT al considerar que este organismo, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, se inhibió ante el problema originado.El presidente de la confederación, José Antonio Llanos, explicó ayer que la entidad que dirige tuvo conocimiento del derrame en mayo de 1993, un año después de que comenzasen las filtraciones. En ese momento abrió un expediente contra los supuestos culpables.

Sin embargo, según Llanos, "el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) denunció los hechos en el juzgado. Y, según la legislación, cuando un asunto está en los tribunales, la Administración debe paralizar los expedientes abiertos".

Sentencia

Llanos añadió: "Por eso, hasta que el juez no determine quién es el causante de la contaminación no podemos hacer nada. Sólo cuando haya sentencia podremos reabrir el expediente y exigir a los causantes la recuperación del acuífero".El presidente de la Confederación no cree que este acuífero de 90.000 metros cúbicos pueda limpiarse fácilmente. "Va a ser muy difícil recuperarlo, porque está muy contaminado. Habría que introducir enormes cantidades de agua en el subsuelo para reducir el nivel de contaminación. Una operación como ésta no se ha realizado nunca en Europa. Sólo ha habido un caso parecido en Holanda, y desconozco los resultados", comentó.

Llanos también se refirió ayer al vertido de gasolina descubierto por la Fiscalía de Medio Ambiente en San Sebastián de los Reyes. Por este "gravísimo" derrame, la fiscalía exige una fianza de 1.000 millones (véase EL PAÍS de ayer), similar a la impuesta en el caso de San Fernando. Llanos desconocía los hechos. "Nos hemos enterado por su periódico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997

Más información

  • El Ministerio de Medio Ambiente ve "muy difícil" recuperar las aguas contaminadas