16.000 perros y gatos serán vacunados contra la rabia este mes

Uno de cada 20 habitantes de la capital tiene un perro o un gato en su domicilio, y el 80% de estos animales está vacunado contra la rabia. Para el 20% restante, el Ayuntamiento de Madrid empezó el pasado 26 de mayo una campaña que se llevará a cabo hasta el 3 de julio para aquellos propietarios que todavía no hayan identificado o vacunado este año a sus amigos cuadrúpedos.Cerca de 150.000 perros y 20.000 gatos llevan en estos momentos el chip de identificación en el cuello, pero se calcula que sólo unas 16.000 personas acudirán este mes a los 17 centros municipales que se han habilitado para este menester, ya que muchos dueños prefieren ir a clínicas privadas o a veterinarios de cabecera. En Madrid, es obligatorio identificar a perros y gatos desde 1993, y la vacuna antirrábica anual es obligatoria para perros.

Recuperados gracias al 'chip'

El chip, un circuito integrado cubierto por una cápsula de vidrio que se inyecta debajo de la piel con una jeringuilla, tiene una gran utilidad. "El año pasado recogimos a 600 perros y encontramos su dirección y el nombre de su amo gracias al chip", explica Jaime Comunión, director del Laboratorio Municipal de Higiene. A veces, había sido el mismo propietario quien a abandonó al animal. La multa puede elevarse en ese caso a medio millón de pesetas, según la legislación vigente. "Se han dado casos de dueños que dan señas falsas en el momento de registrar el animal: anotan, por ejemplo, otra dirección; y cuando vamos a devolvérselo, no vive nadie con ese nombre", lamenta Comunión.Sin embargo, la identificación con chip no parece tener opositores en España. "El tatuaje tradicional impreso en la piel ya no se usa, es más complicado porque en ciertos casos hay que anestesiar al animal, y, además, se borra fácilmente", recalca Manuel Conde, responsable de la base de datos de identificación animal del Colegio de Veterinarios. "En cambio, para sacar el chip de la piel hay que ser especialista", añade.

En Francia, donde, a diferencia de España, todavía hay brotes de rabia, las opiniones divergen. En ese país, el tatuaje es obligatorio sólo en ciertas regiones, y se hace en la oreja o en la pata. "Es más barato, y es fácil extraerle el chip a un animal muerto, para inyectárselo a otro", explica un responsable de la Central Canina de París, donde se estima que existen cerca de 200.000 animales identificados. En realidad, Madrid es una de las únicas ciudades europeas que cuenta con un registro de animales.

Vacunación: 1.000 pesetas. Identificación: 1.500 pesetas. Direcciones de los 17 centros y otras informaciones, en el 010, hasta el 3 de julio. Para recibir el servicio hay que presentar el resguardo mecanizado que acredita haber satisfecho el pago en una sucursal de la Caja de Madrid. Los propietarios de los animales vacunados en años anteriores deberán presentar la cartilla sanitaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS