El mercadillo de Majadahonda bloquea la salida de 2.000 vecinos dos días por semana

El mercadillo ambulante de Majadahonda (39.719 habitantes) deja bloqueados a unos 2.000 vecinos del centro del pueblo todos los martes y sábados. Algunos de sus 280 puestos cortan las salidas de garajes, ocupan la calzada de las calles y eliminan toda posibilidad de, aparcar y circular por la zona.Los vecinos afectados tienen que levantarse a las seis de la mañana para sacar sus coches de los garajes y así evitar una encerrona. El Ayuntamiento elabora un proyecto para trasladar los puestos a otro enclave más descongestionado: el descampado conocido como Las Erillas.

"Nos levantamos de la cama a las seis de la mañana para sacar el coche del garaje y aparcarlo en la calle. Así no nos bloquean los del mercadillo cuando plantan sus puestos en las salidas de los garajes", explicó un residente afectado. "Estamos hartos de tantos puestos, porque siembran el caos en la zona", remachó otra vecina. Los tenderetes no sólo crean una situación incomoda, sino que, además, suponen una traba para la seguridad de la zona. "¿Cómo iban a entrar los coches de bomberos o las ambulancias si ocurre un accidente en los aledaños del mercadillo? Los puestos ocupan toda la calle e impiden el paso de vehículos de rescate. Una emergencia podría acabar en tragedia", reconoció el concejal de Seguridad y Policía, José María Sanz-Tallón, del PP.

Antonio Morales, edil socialista en la oposición local, propone que el mercadillo se traslade a la zona para peatones del centro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS