Clinton responderá ante la justicia por acusaciones de acoso sexual

Bill Clinton recibió ayer en París malas noticias. Mientras celebraba el primer gran triunfo de política exterior de su segundo mandato, el pacto de la OTAN con Rusia, el Tribunal Supremo de EE UU se reunió en Washington y por unanimidad, dio la razón a los abogados de Paula Jones, la mujer que acusa a Clinton de acoso sexual. El presidente, según el Supremo, puede ser procesado por este asunto durante el ejercicio de su cargo.

El pasado enero, en la comparecencia de los abogados de las dos partes ante el Supremo, los de Clinton sostuvieron que el "comandante jefe" de EE UU no debe ser perturbado por pleitos de este tipo mientras ejerce. Según esta tesis, los tribunales deben esperar a que el presidente termine su mandato para atender esos asuntos.El Supremo ha rechazado ahora el argumento y ha aceptado los de los abogados de Jones, que sostuvieron que el presidente debe ser tratado como un ciudadano más, y que una espera de cuatro años puede dañar los intereses de su cliente. El Supremo, con una sentencia que sienta jurisprudencia, estima que el presidente no debe disfrutar de inmunidad temporal frente a demandas civiles por hechos ocurridos antes de asumir el cargo.Jones, que reclama una indemnización de 700.000 dólares (unos cien millones de pesetas), declaró que desea que se cumpla "lo antes posible" la decisión del Supremo. Según su denuncia, en 1991, cuando Clinton era gobernador de Arkansas y ella recepcionista de un hotel, él la invitó a subir a una habitación del hotel de Little Rock donde participaba en una conferencia. Allí, Jones se encontró con que Clinton la piropeó, se bajó los pantalones y le pidió que le hiciera una felación. Jones dice que tiene pruebas del acoso porque pudo vislumbrar una particularidad de los genitales de Clinton.

Gennifer Flowers, la mujer que contó en 1992 que había sido amante de Clinton, ha afirmado que "bajarse los pantalones de esa manera, no es el estilo de Bill".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de mayo de 1997.

Lo más visto en...

Top 50