Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las paridades de la moneda única se fijarán el 1 de enero de 1999

"Formalmente, las paridades del euro deben ser fijadas irrevocablemente el 1 de enero de 1999", declaró ayer Yves-Thibault de Silguy, comisario europeo de asuntos económicos en una entrevista con el Journal de Genève. Preguntado sobre la incertidumbre que existe en torno al cumplimiento de los criterios de Maastricht por parte de Alemania, De Silguy aseguró que lo importante es que se logre "una convergencia duradera".Y añadió: "Yo no tengo ninguna duda sobre la capacidad de los Estados miembros de pasar a la moneda única el 1 de enero de 1999". El comisario de asuntos económicos entiende que "lo que queda por hacer, respecto a lo que ya está hecho, es mínimo" en materia de consolidación presupuestaria.

De Silguy disetó ayer sobre el euro ante un foro formado por banqueros e industriales suizos, y allí afirmó que "no hay ninguna razón para que el franco suizo se vea perjudicado". Y agregó que el euro contribuirá a la estabilidad del sistema monetario internacional, dominado por el dólar que representa el 50% de los cambios comerciales y el 80% de las transacciones financieras. Una estabilidad, dijo, que también deben aprovechar Suiza y las grandes monedas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997