Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PenúItimo acto liguero en el Camp Nou

El Barça quiere presionar al Madrid a costa del Depor y con Ronaldo como bandera

O seguir con la excitante ilusión de la Liga o reabrir con fuerza la pugna por una plaza en la Liga europea. No quedan ya medias tintas. El Camp Nou acogerá esta noche (20.30 horas, autonómicas y La 2) un duelo de los clásicos, cuya dimensión es aún mayor por la recta final del campeonato y por la pugna de dos futbolistas inmensos: Ronaldo y Rivaldo. El Barca necesita imperiosamente los tres puntos -así es desde hace jornadas- para que el Madrid visite mañana San Mamés con su aliento en la nuca. Y el Deportivo, tercero en discordia, requiere la victoria para inscribir su nombre la próxima temporada junto al de los grandes de Europa.Con mayor impulso tras ganar la Recopa y afianzado después de que la resaca del título no pasara factura en Vigo, el Barça quiere aprovechar su racha de aciertos para presionar al líder. Ahora mira sólo de frente y hace tiempo que no vigila por encima del hombro a sus inmediatos perseguidores. Pero, en cualquier caso, el margen sigue siendo estrecho: el Barça tiene sólo cuatro puntos más que el Depor -los gallegos perdieron opciones empatando hace una semana con el Sporting- y cinco más que el Betis.

Bobby Robson, técnico del Barça, refrenda esa tesis y quiere ir paso a paso. Tras tildar de "crucial" el partido, el entrenador aseguró que, de entrada, quiere ganar para amarrar la segunda plaza y dejar además la Liga abierta. "Primero hay que pensar en nosotros. Si ganamos, meteremos presión al Madrid. Y yo creo que pueden perder la Liga sin perder partidos [empatándolos]. Somos optimistas, vamos lanzados y esperamos no quedamos sin gasolina".

Sin embargo, Robson no ocultó los recelos que despierta el Depor. Pocas veces ha glosado tanto a un equipo como lo hizo ayer: "Es bastante peligroso. Tiene la mejor defensa de la Liga [con 26 tantos, es el menos goleado]: a Rivaldo, uno de los mejores delanteros; un centro del campo muy fuerte capitaneado por Mauro Silva, y ha perdido menos partidos que el Barça [4 frente a 7]". Iván de la Peña, sin embargo, lanzado desde que ganó su primer título europeo, afirmó: "No será un milagro ganar la Liga. Vamos a ganar todos los partidos y estoy seguro de que el Madrid pinchará".

Pero más allá de declaraciones que destilan euforia y más allá de las cábalas, un nombre emerge con fuerza por encima de todo y de todos: Ronaldo. Puede ser hoy una noche para la memoria. El brasileño, con su futuro pendiente de un hilo, se incorporará el lunes a su selección y hoy jugará su último partido en el Camp Nou. Y puede que el último de la temporada, porque anoche no estaba tan claro que pueda jugar, como había anunciado_el Barça, la próxima semana contra el Hércules: pese a que la FIFA ha dado la razón al Barça para que Ronaldo deje la concentración tras jugar un amistoso en Noruega para poder hacerlo en Alicante, el seleccionador Mario Zagalo declaró a Catalunya Ràdio que no está dispuesto a concederle el permiso.

La duda pesa en el ambiente. Ronaldo, que con 33 goles es el pichichi en solitario con diferencia -Alfonso suma 25-, ha pedido no ver pañuelos de despedida en el Camp Nou, pero nada indica por el momento que vaya a quedarse en el Barça. Su mensaje siempre es el mismo: "Me dolería irme, pero la vida sigue". La pregunta del millón se aclarará el lunes. Entonces se sabrá, en teoría, si se consuma la "tragedia" de su marcha al calcio, en palabras de Robson, o si permanece en Barcelona, donde ha pulverizado todos los récords. Sale a gol por partido. Van 45 y ha marcado en cada uno de los últimos 10 partidos. Robson dijo que el brasileño está muy motivado y que desearía dejar un buen sabor de boca con dos goles o un hat trick en su despedida.

Reestructuración

No sólo el futuro de Ronaldo está en el aire. También lo están el de Guardiola y el del propio Robson. Ni la Recopa ni la lucha por la Liga han podido ocultar querellas pendientes en el vestuario azulgrana. Robson dejó traslucir ayer más de una. El técnico deseaba realizar la pretemporada en Suecia, pero confesó que la directiva todavía no ha contestado a su sugerencia. El nombre de Van Gaal vuelve a separar los caminos de Robson y del presidente Núñez. "El club está organizando una reestructuración técnica en la que creo. Pero la directiva no hará nada hasta que yo esté involucrado en las conversaciones", afirmó. ¿Quién tomará la decisión de la pretemporada?, se le preguntó. "El entrenador", contestó. ¿Y quién lo será?, le insistió un periodista. Robson respondió con el silencio.Alineaciones:

Barcelona: Baía; Ferrer, Couto, Abelardo, Sergi; Guardiola, lván de la Peña; Figo, Óscar, Luis Enrique; y Ronaldo.

Deportivo: Songo'o; Armando, Naybet, Helder, Bonnissel; Manjarín, Flavio, Mauro Silva, Begiristain; Rivaldo y Renaldo.

Arbitro: Díaz Vega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997