Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Quieren cerrarnos"

El director de Diario 16, Juan Tomás de Salas, publicó ayer un artículo editorial, titulado "Quieren cerrar Diario 16" en el que explica las claves de la crisis del periódico. De Salas detalla que se hizo cargo del grupo hace ocho meses y diseñó un plan que "con ayuda de créditos blandos de la Comunidad de Madrid era perfectamente viable". "Y la Comunidad" afirma De Salas "Ios prometió, la Asamblea de Madrid los votó por unanimidad y hasta la Secretaría de Estado de Comuicación nos prometió modestos créditos del ICO ( ... )"."Todo palabras" prosigue el articulista. "La sombra de Pedro Jota Ramírez planeaba como un cuervo amenazador sobre todas estas negociaciones. El Gobierno del PP no ocultaba en sus conversaciones conmigo su miedo a que El Mundo bloqueara todos sus planes de ayuda". "Pedro J. logró lo que quería" concluye: "Que el presidente de Madrid recibiera instrucciones tajantes de la cúpula de su partido para negarnos el aval votado por la Asamblea. -Un consejero de Ruiz Gallardón me lo explicó con nombres y señales el 15 de enero-", añade.

De Salas repasa también la historia de Diario 16 y explica que Ias pérdidas serias de Diario 16 empezaron cuando, con la ayuda inestimable de Mario Conde, salió de nuestras entrañas un competidor, El Mundo de Pedro J., que empezó a pelear contra nosotros con nuestras propias armas -se llevó decenas de nuestros mejores hombres-, en nuestro terreno ( ... ) y con ingentes cantidades de dinero ajeno y condial".

"El Banesto nos costó a los españoles centenares de miles de millones. Pero se salvó. Fesa-Enfersa y otras mil empresas fueron ayudadas a salir de su crisis. ¿Por qué nosotros no? ¿Porque lo ordena Pedro J. y la COPE y un Gobierno pusilánime se deja gobernar por el Sindicato del Crimen?" se pregunta De Salas."Prirnero atacaron a Asensio y a Polanco, ahora quieren acabar con nosotros. ¿Cuándo terminará esta pesadilla? Ningún país sano puede construirse sobre los cadáveres apilados de los símbolos de su libertad" concluye el editorialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 1997