El alcalde rechaza el centro comercial de Arganzuela que aprobo en pleno

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, rechazó ayer la instalación de un centro comercial en la parcela del paseo de Yeserías (Arganzuela) ocupada por Papelera Peninsular. El Gobierno regional también ha puesto reparos a esta nueva superficie. "Espero que la Comunidad deniegue definitivamente el permiso", declaró ayer el alcalde. El centro comercial que ahora no desea Álvarez del Manzano es el mismo que, hace dos años, autorizó su gobierno pese a las 20.000 alegaciones que comerciantes y vecinos presentaron en contra. El regidor aprobó un convenio para el traslado de la papelera. Dicho convenio permitía que en el suelo, hasta entonces industrial, se levantaran más de 700 pisos de precio libre y 30.000 metros cuadrados de suelo terciario (15.000 de uso comercial). Con las plusvalías generadas, Papelera Peninsular se trasladaría a una nueva fábrica fuera de la capital. Este acuerdo fue ratificado en pleno, con el voto favorable del alcalde, e incorporado al nuevo Plan General, aprobado por el Ayuntamiento y la Comunidad. Papelera Peninsular vendió sus terrenos recalificados para uso residencial por 7.253 millones; y los 30.000 metros cuadrados de uso terciario por 3.200 millones, que todavía no ha cobrado en su totalidad. Al toparse con el veto del alcalde al centro comercial, los responsables de Papelera Peninsular estallaron: "SI no se concede la licencia, el traslado de la fábrica a Fuenlabrada [cuyas obras ya han comenzado] puede verse perjudicado".

Superficies

Papelera Peninsular afirma que el nuevo Plan General permite el centro comercial

El director general de Comercio y Consumo, Ignacio de la Vega, aseguró que el consejero de Economía no dará su visto bueno al proyecto, pues existe "un informe desfavorable del Ayuntamiento de Madrid".En ese informe, según De la Vega, el Ayuntamiento se opone al centro comercial por la excesiva superficie dedicada a venta de alimentos para una sola empresa. El proyecto presentado por General Building (empresa que ha comprado los terrenos) sólo prevé 2.490 metros cuadrados para un supermercado de alimentación. "Hasta en eso han sido escrupulosos y han puesto 10 metros cuadrados menos de los permitidos. Además, en ningún sitio se especificaba que fuera para varios empresarios", explica el portavoz de Papelera Peninsular.

Para el pequeño comercio de la zona, el proyecto de General Building, denominado Los Madroños, reserva 67 tiendas. "si los comerciantes de Arganzuela están interesados en establecerse en el nuevo centro podrán comprar esos locales", aventura el portavoz de Papelera Peninsular.

Esta industria ha empezado a construir su nueva factoría en Fuenlabrada. El Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón se felicitó hace meses por esta decisión. Pero la empresa asegura que la denegación anunciada de la licencia les ocasionaría graves problemas. "La nueva fábrica está a medio construir, y si no se autoriza el centro comercial en Arganzuela, nos partirían en dos y nos pondrían en serias dificultades". La Comunidad también conoce este peligro: "No estamos ni satisfechos ni felices con este asunto. Esperamos que no se dificulte el traslado y para ello vamos a trabajar", anunció ayer De la Vega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de mayo de 1997.

Lo más visto en...

Top 50