EL CAMINO HACIA EL EURO

El rendimiento de la deuda sigue en mínimos

Los mercados acogieron ayer la buena evolución del índice de precios al consumo (IPC) con satisfacción, aunque ya estaba descontado el positivo comportamiento de la inflación en abril, que ha seguido la tendencia de los meses anteriores.Así, los, operadores del mercado bursátil aprovecharon para recoger beneficios y los del mercado secundario de deuda presionaron al alza los precios ante la inminente bajada del tipo oficial. La rentabilidad de los títulos públicos, que se mueve en sentido inverso al de los precios al consumo, alcanzó nuevos mínimos históricos.

El rendimiento del bono de referencia a 10 años se situó en el 6,50%, frente al 6,90% en que estaba hace un mes, mientras que el diferencial con el bono alemán, que mide la prima de riesgo entre los dos países, se recortó a 0,83 puntos. El mes pasado este diferencial oscilaba en torno a un punto porcentual. En ambos casos, son datos históricos, que muestran la confianza de los inversores.

Más información

La Bolsa, por su parte, terminó la jornada con una caída de 1,24 puntos, el 0,23%, al cerrar el índice general a 546,76, lejos de la resistencia del 550 que intentó romper el martes. La recogida de beneficios se vio favorecida por por la fiesta de hoy en Madrid, ya que es previsible una sesión con poco volumen de negocio y aumento de la volatilidad.

El mercado interbancario -en el que se prestan dinero las entidades financieras entre sí- anticipaba una bajada del precio del dinero y, aunque los depósitos a un día subieron al 6,20% por una falta de liquidez, los a un año bajaron al 5,18%, frente al 5,19% del martes.

La peseta cedió 41 céntimos frente al dólar estadounidense (144,085), aunque ganó siete céntimos frente al marco alemán (84,413).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de mayo de 1997.

Lo más visto en...

Top 50