_
_
_
_

El Toledo mete al Madrid B en zona de descenso

La Segunda División arde en su zona de abajo. Y los encuentros de adelanto que se disputaron ayer contribuyeron a alimentar la tensión en ese territorio. Si no, que se lo digan al Real Madrid B, que ayer regresó a las posiciones de descenso. Perdió en Toledo y el Almería, que ganó en Lleida, le adelantó.Todo lo que sucedió en Toledo ocurrió en cinco minutos. Y la secuencia favoreció inicialmente al Madrid, que se adelantó en el marcador (m. 50) por medio del portugués Zeferino. Era lo que necesitaba el equipo local para despertarse. Nada más sacar de centro, Benito anotó el empate (m. 51) e instantes después, Javi Delgado (m. 54) firmó el tanto de la sentencia. El 2-1 concede aire al Toledo y se lo quita al filial madridista.

Más información
Capello exige jugadores y un año más de contrato para quedarse en el Madrid
El presidente madridista responde a Núñez con ironías
El Barça recibe al Athletic sin Baía y con la duda de Ronaldo
El Betis crece a lo práctico
Con la cabeza en otro sitio

Al Atlético B no le fue mucho mejor la tarde del sábado. Recibía al colista, el Écija, pero ni así consiguió salir del bache en el que ha entrado. El visitante Recha (m. 4) sorprendió muy pronto a los madrileños y los convirtió en un manojo de nervios. Con todo, Ezquerro (m. 67) acertó a colocar el empate. El 1-1 complica la vida del Atlético, que está a sólo seis puntos del descenso.

El otro equipo madrileño de la categoría, el Leganés, amargó la vida al Éibar, uno de los aspirantes a meter la cabeza el año que viene en la Primera División. Se defendió bien y obligó al conjunto guipuzcoano, que había ganado sus dos últimos compromisos, a conformarse con la igualada (0-0). Y a rezar porque el Albacete, en Vitoria ante el Alavés, y el Salamanca, en casa ante el Barcelona, no ganen hoy.

Dos equipos directamente implicados en la lucha por el descenso midieron también sus fuerzas ayer, el Lleida y el Almería. Del cruce salió mal parado el equipo local, al que su carácter de anfitrión no le valió de nada. Cuando todo parecía indicar que se repartirían un punto cada uno, cuando el encuentro agonizaba, a los 84 minutos de juego, el espigado delantero Paniagua acertó a batir a Emilio. El 0- 1, merecido por el desarrollo de la contienda, saca momentáneamente al Almería de la zona de descenso.

Osasuna se hunde

El otro encuentro adelantado de la jornada confirmó una noticia que tiene conmocionado al fútbol español: la estrepitosa caída de Osasuna. Un equipo que se había acomodado en los últimos años en la Primera División está a un paso de descender a la Segunda B. Envidiado por su infraestructura y por su gestión -fue uno de los cuatro clubes que consiguió esquivar el plan de saneamiento-, Osasuna vive días difíciles. Ayer, el Villarreal le empujó un poco más hacia el pozo. Un gol de Parra (m. 69) bastó para que el conjunto navarro se fuera sin puntos de su viaje por tierras levantinas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_