ENOLOGÍA

Un vino de la región gana en un concurso a los caldos de Rioja

Se llama Valdealcalá, tiene tan sólo tres años, nació en Madrid y el pasado lunes fue elegido como uno de los mejores vinos de España en directa competición con los de Rioja. Para lograr este galardón tuvo que pasar por el tamiz sensorial de unos 30 sumilleres (catadores) que, reunidos en el Parador de Chinchón, tenían un solo objetivo: seleccionar en cata ciega los vinos de mayor calidad de aquellas dos tierras.

El reto no era fácil para los caldos de nuestra comunidad, que se enfrentaban a una de las grandes zonas vinícolas españolas en un peculiar emparejamiento como consecuencia de la celebración de la semifinal madrileña de Sumiller 97-Gran Premio Paradores, un acto convocado anualmente por la revista Vino y Gastronomía, a lo largo del cual se eligen los mejores caldos de España. En el mes de junio se organizará la gran final en la que se otorgan -también por los sumilleres y en cata ciega- los Oscar del vino en cada categoría. Sólo habrá una "estatuilla" por tipo (generosos, dulces, rosados ... ), pero el Valdealcalá ha entrado ya en la privilegiada lista de los clasificados que competirán en la finalísima.

Los paladares estaban afinados y las copas en alto. Uno tras otro desfilaron intercalados 34 riojas y ocho vinos de Madrid, esta última una denominación de origen que data de 1990. Heroicamente, el Valdealcalá crianza 94, elaborado por la bodega Jesús Díaz e Hijos con uva cabernet sauvignon -una variedad nada típica pero aceptada por el Consejo Regulador-, ocupó un glorioso tercer puesto entre 14 vinos ganadores. Fue el único vino madrileño vencedor. Según Víctor Rodríguez, director de Vino y Gastronomía, "fue interesante agrupar vinos teóricamente inferiores, como los de Madrid, al lado de los de Rioja. Servirá para orientar a los consumidores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de abril de 1997.