Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un trabajador de Alcalá muere quemado por un escape de ácido

"¿Por qué había ácido nítrico, un producto tóxico y muy corrosivo, en una tubería que se estaba reparando?". Ésa es la pregunta que se hacían ayer los compañeros de José M. G., de 41 años, un trabajador que falleció en Alcalá de Henares cuando el ácido nítrico que salía a borbotones de la conducción que estaba reparando en la fábrica Química Sintética, le causó quemaduras en el 90% de su cuerpo. La rápida acción del ácido consumió por completo sus ropas.El martes pasado, en una inspección rutinaria, se descubrió un agujero apenas preceptible en la tubería que conduce el ácido nítrico de esta fábrica de productos farmacéuticos.

"Inmediatamente se aisló, se sopló [limpiar] hacia abajo la conducción para que quedase vacía, se terminó de limpiar con nitrógeno y se procedió a cambiar el tramo afectado", explicó José Manuel Queipo, presidente del comité de empresa.

"¿Cómo llegó allí el ácido? Se sopló la conducción, se cerraron todas las llaves...", se preguntaba Queipo. La única respuesta lógica que encontró, aunque reconoció que sólo es una hipótesis, es que alguna de las válvulas de cierre tuviese un escape. El comité de salud laboral no ha revisado la instalación, que fue precintada por el juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 1997