Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bar denuncia un "asalto policial" en el que se disparó una pelota de goma

Izquierda Unida, Aedenat, CGT, la Asociación Contra la Tortura y veinte entidades más denunciaron ayer en rueda de prensa el "asalto policial" a la taberna Grándola, un bar de ambiente alternativo en la calle del Sombrerete (Lavapiés), el pasado 16 de marzo, durante los incidentes provocados por encapuchados al término de una manifestación okupa. Hubo seis detenidos, dos de ellos en el citado bar, ya en libertad provisional. Elvira Germana, dueña de La Grándola, ha presentado en el juzgado una denuncia contra los agentes por su intervención. "El bar estaba tranquilo, cuando un grupo de antidisturbios irrumpió lanzando dentro una pelota de goma que, al rebotar, hirió a una mujer y provocó un movimiento de pánico en el resto, con los desperfectos que ello supuso", explica."Yo no sé si entró alguien de la manifestación, pero sí recuerdo que uno de los detenidos (Mariano) llevaba una media hora en el bar porque es cliente", explica. "Después nos sacaron a la calle y fueron alineándonos según les pareciésemos o no sospechosos por el aspecto", concluye.

También Francisco García Cediel, abogado de la Confederación General de Trabajadores (CGT), ha denunciado a la policía por lesiones y trato degradante". "Acudí al bar porque su dueña me avisó, y cuando pregunté al mando policial por su actuación me golpearon", asegura.

Teodoro Mota, presidente de la Asociación Contra la Tortura, asegura que, si es preciso, su asociación se personará en estas denuncias como acusación popular. "Llevarnos doce años intentando que las autoridades políticas y judiciales tomen medidas para acabar con estos abusos y, en lugar de ello, asistimos a una escalada en la violencia policial", concluye.

Portavoces policiales dicen que entraron al bar porque en él se refugiaron participantes en los disturbios, y niegan que se disparasen pelotas de goma en su interior.

Todos estos grupos han convocado una concentración de repulsa el domingo en Lavapiés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de marzo de 1997