Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE a Barcelona se pagará con la venta de empresas públicas, anunció Arias Salgado

El Estado se hará cargo de la construcción del AVE entre Madrid y Barcelona con recursos procedentes de la privatización de empresas públicas, y no con la participación de financiación privada, según aseguró ayer el ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, en respuesta a una pregunta del senador por Madrid Jaime Lissavetzky sobre el estado de este anunciado enlace por tren de alta velocidad. El ministro dijo que Atocha ha sido la estación elegida como punto de partida, igual que lo es para la línea a Sevilla, pero no precisó cuál de los accesos alternativos es el definitivo.

El ministro negó que este proyecto se encuentre aparcado en un dique seco, y mucho menos que el procedimiento de dar cancha a la iniciativa privada haya sido un fracaso. "Nunca se contempló en el planteamiento del Gobierno la participación privada en la construcción de la infraestructura", afirmó tajante, cuando este tipo de financiación ha sido recurrente desde la anterior Administración socialista.'To que está contemplado en la Ley de Acompañamiento es la financiación privada en señalización, electrificación y aportación de material móvil. Cuando llegue el momento se pondrán en marcha los mecanismos para movilizar esta inversión privada, sobre la que, obviamente, hay ofertas, pero no puede haber acuerdos porque el proceso no ha comenzado", añadió.

Según Lissavetzky, en septiembre del año pasado, el ministerio había recibido de GEC-Alsthom una propuesta para invertir hasta 200.000 millones de pesetas en la obra civil -las vías, que es el capítulo más costoso-, pero en enero de este año la empresa ha desestimado participar en el proyecto porque no lo encuentra rentable. Esta sociedad pretendía trasladar a España la experiencia adquirida en la concesión que tiene en Florida para construir una línea de alta velocidad en los próximos 25 años.

El ministro retrató el estado del proyecto en el momento actual, con los detalles siguientes: durante este año se podrá licitar la redacción de los proyectos del tramo Madrid-Zaragoza, lo que permitirá iniciar su construcción en 1998; se ejecutan obras en el subtramo Calatayud-Rigla; en el tramo Zaragoza-Lleida, las obras se desarrollan con normalidad, salvo en Fuentes de Ebro, cuyo Ayuntamiento recurrió el trazado al ocupar las tierras más fértiles de su vega agrícola. Para el tramo Lleida-Zaragoza se está redactando un estudio informativo que posibilitará tener un trazado definitivo el año 1998.

Alegaciones

Sobre los proyectos más avanzados de los tramos intermedios (Madrid-Zaragoza) anunció que están finalizados los estudios previos a escala, así como el anteproyecto, sometido a información pública desde el pasado 14 de noviembre de 1996. Arias Salgado destacó que hasta el momento las alegaciones recibidas "no parecen reflejar problemas de consideración especial en la parte central del tramo".En referencia a la ubicación de las estaciones de esta seguir da línea del AVE, con una capacidad potencial de transportar a 11 millones de personas al año (13 millones ha transportado el trayecto Madrid-Sevilla entre 1992 y 1996) entre Madrid y Barcelona, Arias Salgado dio por definitiva la estación de Atocha como punto de partida en Madrid, la misma de la que parte la primera línea. La localización de las demás estaciones, así como los accesos a Madrid y Barcelona, dependerá de las conversaciones que mantiene el ministerio con los ayuntamientos afectados, así como las declaraciones de impacto ambiental. Por el momento, ninguno de los equipos dirigentes de estos municipios se ha mostrado receptivo a que esta línea de ferrocarril discurra por su término. No especificó el ministro en qué punto de definición se encuentran los accesos del AVE a la estación de Atocha.

Según el senador Lissavetzky, el último trazado propuesto por el Ministerio de Fomento es el que discurre por los términos municipales de Rivas-Vaciamadrid, Velilla, Loeches y Torres de la Alameda, según una variante que modifica la segunda alternativa propuesta inicialmente, de modo que afectara lo menos posible al parque regional del Sureste (llamada corredor central en el gráfico). En opinión del Grupo Socialista, el trazado que menos impacto ocasionaría sería el que discurre en paralelo a la N-II, coincidente con el corredor del Henares (corredor norte en el gráfico).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 1997

Más información

  • La línea de alta velocidad partirá de Atocha y empezará a tenderse el próximo año