Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los medios y los fines

La especie humana, en su evolución, ha ido buscando herramientas o medios con los que explicar y ordenar los sucesos que acaecían en su entorno. Los medios suelen ser técnicas, más o menos complejas, que nos acercan a la verdad, pero no necesariamente ciertas. De este modo, en un momento determinado, se introdujo el dinero como medio para facilitar las transacciones de productos entre las personas; el fin era simplificar los intercambios múltiples y hacer posibles los canjes de bienes indivisibles.Gran parte de la humanidad ha hecho hoy de esta herramienta el fin de su vida y además ha llegado a creerse que es una verdad. Nada más lejos ¿le la realidad: sirva como dato citar que el capital fiduciario que en un día se mueve en los mercados globales supone 35 veces el intercambio real de bienes y 10 la producción mundial. Podemos afirmar que las ciencias no son más que medios, a veces inciertos, de facilitar la vida al ser humano. Así, la política y la economía han de ser herramientas al servicio del hombre; no son, en sí mismas, un fin a alcanzar. Son dos los grandes problemas económicos de nuestra nación. Primero, la falta de formación (suplimos con cantidad lo que no damos en calidad), que lleva a una dependencia externa' tecnológica. Segundo, el paro, que ya supera el 20% de la población activa, y podemos prever que seguirá aumentando en los próximos años, debido a los grandes avances, fundamentalmente en el campo de la informática., Ahora nos quieren hacer creer que déficit público y crecimiento económico guardan relación inversa. Quizá sea cierto en teoría, pero empíricamente no es así: a finales de la II Guerra Mundial, el crecimiento económico de Estados Unidos era enorme, y su déficit, también (el 39% del PIB). Es tiempo ya de fijar verdaderos objetivos y de crear, un horizonte esperanzador en el cual sea la persona lo que nos preocupe y, por tanto, los derechos inherentes a ella (a un trabajo, a una vivienda digna ... ). Hay muchas tareas por realizar: reparar el medio ambiente, tan dañado; facilitar ayudas sociales a familias que mantienen ancianos y discapacitados en sus casas, y un largo etcétera. Lo que nos conduce al problema de toda. sociedad moderna: la redistribución de la riqueza por parte de los Gobiernos que conlleve la formación de nuevos puestos laborales (no están surgiendo en numero suficiente por la vía privada) y la mejora de la educación pública (que permita el desarrollo por méritos, no por clase social, y eleve el capital humano del país), procurando avanzar hacia un mundo mejor y más justo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de marzo de 1997