Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prepara un recorte de funciones de la Comisión Eléctrica

El Gobierno está preparando ya las modificaciones legales de la Ley de Ordenación del Sector Eléctrico Nacional (LOSEN) coherentes con el texto del protocolo eléctrico pactado, con las empresas eléctricas. Las principales modificaciones implican un severo recorte de competencias potenciales a la Comisión Nacional del Sector Eléctrico (CSEN) y que en el Gobierno anterior tenía expectativas de actuar como regulador independiente. La ley reformada privatizará el operador de mercado y el transporte.

La suerte está casi echada. La modificación de la LOSEN que ejecutará el Gobierno tomando como punto de partida el protocolo eléctrico incluirá un fuerte recorte de competencias potenciales -algunas no se habían desarrollado plenamente hasta ahora- para la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico (CSEN), presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez. En la práctica, la Comisión, que en su periodo de rodaje óptimo se pretendía (por parte del Gobierno anterior) que actuase como un regulador independiente del sistema eléctrico, quedará reducida al papel de organismo consultivo de la Administración.Según las fuentes consultadas, la nueva Ley evitará conceder a la Comisión o competencias que, algunas en compañía de otros organismos, sí tiene en la LOSEN actual, Las funciones retiradas, según las fuentes consultadas, son:

-La capacidad de velar por la competencia en el sector eléctrico.

-La tarea de contabilizar la liquidación de la energía eléctrica producida y vendida por las compañías que se distribuye a través de la red.

-La CSEN perderá las atribuciones de mediación o arbitraje entre los agentes del sector.

-También perderá la facultad de recabar y obtener información sensible de las empresas.

-No será preceptivo consultar al Consejo consultivo de la Comisión sobre el régimen retributivo del sistema eléctrico.

Estas decisiones, si finalmente se plasman en las modificaciones a la LOSEN -del que, según algunas versiones, existiría ya un primer borrador- implicarían una reducción. considerable en la transparencia eléctrica, en el su puesto de que la, CSEN tenía como objetivo ser "regulador independiente". El Gobierno argumenta que el mejor regulador es el mercado y que las funciones de control y transparencia se conseguirán mejor por otros procedimientos.

Asimismo, la LOSEN retirará la calidad de servicio público a la generación de electricidad y no sancionará como obligatoria la mayoría pública en los agentes de operación del mercado, operación del sistema y transporte de alta tensión, cuyas tareas realizaba hasta ahora Red Eléctrica. Esta decisión equivale a una privatización de la red. La Ley incluirá, por supuesto, que las ayudas de transición a la competencia (compromiso regulatorio) es un derecho reconocido de las empresas eléctricas.

Uno de los puntos que tendrá probablemente la Ley, que todavía está en debate, es la determinación de hasta dónde se aplicará la liberalización de los mercados eléctricos. La intención inicial es impedir legalmente que las empresas no eléctricas puedan, constituirse en comercializadoras para los pequeños consumidores o mercado doméstico. Es decir, los consumidores domésticos sólo podrán acudir a las empresas de generación o sus comercializadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 1997

Más información

  • El papel de la CSEN quedará limitado al de órgano consultivo