Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a muerte uno de los principales instigadores del genocidio en Ruanda

, Un tribunal de Ruanda condenó ayer a muerte al destacado dirigente político Froduald Karamira por su liderazgo en el genocidio de 1994. "Los crímenes de guerra pesan sobre su cabeza. El dirigió a los interhamwe [las milicias hutus], les guió hasta aquí y mató incluso a sus propios vecinos", declaró el juez Jariel Rutaremara en Kigali, antes de sentenciarle a muerte.

Karamira, que renegó de su etnia tutsi para convertirse en hutu de adopción, es considerado uno de los principales instigadores del genocidio que en 1994 se saldó con un número aún desconocido de muertes, que oscilan entre los 500.000 y los 800.000. Ayer, vestido con el uniforme rosa de presidiario ruandés, escuchó la sentencia.

Karamira fue vicepresidente del Movimiento Democrático Republicano y, dentro de él, creó y encabezó la facción extremista Poder. Durante las matanzas, principalmente de tutsis, aunque también de algunos hutus opuestos al Gobierno hutu, Karamira lanzó llamamientos a la matanza de tutsis a través de Radio Ruanda y de Radio Mil Colinas.

"Hemos estudiado el veredicto. Por el momento, él quiere recurrir", señaló su abogado defensor, José Luis de Córdoba, miembro del grupo Abogados Sin Fronteras. Karamira fue detenido en Etiopía el pasado mes de junio y extraditado a Ruanda. Al menos 11 ruandeses han sido condenados a muerte desde que en diciembre comenzaron los juicios contra 90.000 sospechosos del genocidio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de febrero de 1997