Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'halcones ' del Likud se alzan contra la política negociadora de Netanyahu

Mientras el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, intentaba tender en EE UU un puente hacia la paz con Siria, un millar de militantes del ala más derechista de su partido, el Likud, aplaudían a rabiar en Tel Aviv al ministro de Infraestructuras, Ariel Sharon, jefe de filas de los halcones que se han opuesto al acuerdo sobre Hebrón firmado con los palestinos. "Levántate, Arik [Sharon], y tendrás todo nuestro apoyo para defender Jerusalén y el Golán", proclamó el diputado del Likud Dadid Ram.

, Los adversarios de Netanyahu en el seno de su partido han aprovechado la ausencia del primer ministro, de visita oficial en Washington, para organizarse en torno a Sharon. "Tenemos que movilizarnos y recuperar las posiciones auténticas de la ideología del Likud", afirmó la noche del jueves el diputado Uzi Landau, presidente de la influyente Comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento israelí en el mitin celebrado en Tel Aviv. "¿Es que el Gobierno del Lilcud se ha convertido en un subcontratista [de la política] del Partido Laborista?", se interrogó en público el diputado Ram.En su intervención ante los militantes de su partido, Sharon tuvo buen cuidado de no criticar abiertamente al primer ministro, pero lanzó una filípica en defensa de la integridad de Jerusalén. "Creíamos que, una vez llegados al poder, los policías palestinos que se mueven a sus anchas por Jerusalén Este iban a ser inmediatamente expulsados. Pero eso no ha ocurrido. Al contrario, su influjo sobre la población árabe de Jerusalén no ha dejado de crecer. ¿Quién es el culpable?", inquirió Sharon mientras los aplausos de los veteranos del Likud retumbaban en la sala.

Entretanto, el llamado Frente por el Gran Israel -una nueva organización ultrancionalista que agrupa a 17 diputados del Likud, del Mafdel (partido religioso) y de otros miembros de la coalición gubernamental- ha lanzado un ultimátum a Netanyahu paraque acelere la construcción de un asentamiento judío en Jerusalén Este."Si el Gobierno no comienza a edificar el barrio de Har-Homa después del regreso de Estados Unidos del primer ministro,dejaremos de prestarle nuestro apoyo en el parlamento", reza la advertencia del Frente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de febrero de 1997

Más información

  • Ultimátum de 17 diputados de la mayoría