Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio contra el camionero que mató por atropello a un taxista en Madrid

, El camionero Dámaso Segovia Peralta, de 50 años, se sentó ayer en el banquillo de los acusados para responder de la muerte por atropello del taxista Antonio García Mayor, de 53 años, al que arrolló tras mantener ambos una presunta discusión de tráfico. El mortal atropello se produjo el 15 de diciembre de 1994 en la avenida del Llano Castellano (Fuencarral).

Dámaso Segovia, para quien el fiscal solicita 10 años de prisión por un delito de homicidio, negó haber atropellado de forma intencionada al taxista y que ambos hubiesen discutido. Explicó al tribunal, que preside José Manuel Maza, que iba detrás del taxista cuando éste se detuvo para que se apeasen unas clientes. Entonces, según su versión, le hizo gestos con las manos para que parase más adelante, pues obstaculizaba la circulación. El taxista le contestó, también con gestos, que esperase. Luego, al ver que no le hacía caso, bordeó el taxi y continuó su marcha. Varias calles más adelante, según el relató del acusado, un automovilista le dio el alto y le comunicó que acababa de atropellar a un hombre. En contra de la versión del fiscal, Segovia afirmó que no vio al fallecido ponerse delante de su vehículo.

Las tres usuarias del taxi relataron, por su lado, que no oyeron las palabras que intercambiaron el camionero y el taxista. Lo que sí vieron fue a este último ponerse delante de la cabina del camión y cómo su conductor -el acusado- iniciaba la marcha, primero lentamente y luego más rápido. El cuerpo del taxista fue arrastrado casi 90 metros. El juicio proseguirá hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997