Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bill Gates, el "rey del software", promociona Internet como la gran herramienta del futuro

El presidente de Microsoft afirma que España está retrasada en nuevas tecnologías

Bill Gates, presidente de Microsoft, la primera empresa de software mundial, ha visitado por segunda vez España para promocionar su próximo lanzamiento, Office 97, un programa que mejora Windows 95. Convencido de que el futuro del hombre es impensable sin un ordenador (PC) "al alcance de la mano" considera la red Internet como una herramienta absolutamente imprescindible en el futuro para las empresas, las universidades y los hogares. Microsoft Corporation considera que en España está casi todo por hacer en cuanto a los usos de la telaraña se refiere.

, El retraso que lleva España en inversión en informática respecto a Europa y, sobre todo, a Estados Unidos, convierte a nuestro país en un importante mercado en el que Microsoft quiere entrar como suministrador de software. Así lo afirmó ayer Bill Gates, presidente de la multinacional que él mismo creó en 1975 y que obtuvo en 1996 unos ingresos de 8.670 millones de dólares (más de un billón de pesetas).Gates, a sus 41 años, posee la mayor fortuna de EE UU, según la clasificación de la revista Forbes. En España es muy popular entre las 526.000 personas, que según los datos de la última oleada del Estudio General de Medios, están enganchadas actualmente a la red: la página más visitada de Internet aquí es la que muestra en planos su lujosa residencia junto al lago Washington (en el Estado de Washington, en Estados Unidos) valorada en 5.000 millones de pesetas.

Con este indiscutible halo de popularidad que le rodea acudió ayer a la sesión de clausura del congreso Mundo Internet 97 en Madrid. Su presencia se hacía notar por las medidas de seguridad dentro del Palacio de Exposiciones del paseo de la Castellana, cuando los dos días anteriores era fácil entrar en el recinto incluso sin pagar. Un millar de personas siguió su conferencia, de 45 minutos, que Gates improvisó a partir de un guión muy breve. Después, reunió a 300 periodistas en conferencia de prensa.

En su ponencia La visión de Microsoft sobre el futuro de Internet, Gates sentenció: "Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado". Ahora ésta es la base del desarrollo futuro de Microsoft: Gates lo resume con las siglas IAYF ("Information At Your Fingertips", la información al alcance de tus dedos).

"Internet dará a cualquiera la posibilidad de compartir ideas e información, algo hasta ahora restringido a unos pocos", destacó Gates. Uno de los retos actuales de su firma es proporcionar a los clientes "lo mejor del PC, con la posibilidad de usar Internet como herramienta". Este planteamiento facilita el acceso a ficheros, páginas y correo a los usuarios.

Colaborar con Telefónica

Bill Gates es consciente de que depende de la industria de las telecomunicaciones para alcanzar sus fines. Depende, por ejemplo, del aumento del ancho de banda para la transmisión de datos vía teléfono. Ayer dijo que Microsoft aspira a aumentar la actual banda estrecha, que permite una velocidad de transmisión de 57 baudios por segundo, a una ancha de más de 1.500 baudios, objetivo que confía alcanzar en dos años. Evitar los atascos en las autopistas de la información es uno de los mayores retos de Internet, junto con la intimidad de los usuarios.

Gates avanzó ayer que en España, Microsoft colaborará con Telefónica, para extender el comercio electrónico y el correo electrónico (E-Mail).

Tiene tal fe en las posibilidades de la red que defendió su implantación en el sector público y en lugares que faciliten su accesibilidad: "Aunque esté muy bien tener un ordenador en casa, las nuevas generaciones deben aprender en la escuela su funcionamiento y el de Internet para que nadie se quede fuera del futuro". De hecho, Gates no concibe que un universitario de EE UU no utilice la red como herramienta o fuente de documentación. Pero también sabe que la realidad española es muy distinta: pocas universidades trabajan en Internet.

La confianza absoluta en los ordenadores no ciega a Gates: ve imposible que éstos arruinen, por ejemplo, el negocio editorial: "El acceso a un libro impreso es mucho más fácil que a un PC; nosotros eliminamos papeleo de las empresas, pero nunca se me ocurriría leer un libro de ficción, y yo leo mucho, en la pantalla". Y sentenció: "No se puede determinar si las nuevas tecnologías harán más feliz al hombre, pero seguramente facilitarán su vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de febrero de 1997