Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIOLENCIA EN EL PAÍS VASCO

Araiz lee en el Parlamento navarro la propuesta de ETA que le llevo a prisión

Adolfo Araiz, parlamentario foral navarro y miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, aprovechó ayer su traslado desde la prisión de Carabanchel, en Madrid, hasta el pleno del Parlamento de Navarra, en Pamplona, para leer desde la tribuna de oradores un resumen de las propuestas que ETA denomina Alternativa Democrática y cuya difusión, con vídeos en los que terroristas encapuchados las explicaban a viva voz, está conduciendo a prisión a los dirigentes de HB. Con el encarcelamiento, ayer, de Tasio Erkizia y José María Olarra, son ya cinco los que han corrido esta suerte.

, Adolfo Araiz y su compañero Floren Aoiz, también encarcelado en Carabanchel, llegaron al Palacio de Navarra, sede del salón de plenos del parlamento foral, en dos vehículos policiales camuflados. Un centenar de simpatizantes de HB esperaba en el exterior, en medio de un fuerte despliegue de policías antidisturbios. En los forcejeos y carreras entre ambos grupos, la policía zarandeó al parlamentario de HB Jaime Iribarren y detuvo a su compañero de grupo Xotero Echandi y a varias personas más. Todos fueron puestos en libertad.La sesión plenaria tenía un asunto estrella: la ratificación por la Cámara del Acuerdo por la Convivencia Pacífica, consensuado por los partidos navarros del bloque democrático el pasado 21 de enero. Ayer, el Parlamento autonómico lo ratificó por 42 votos a favor y ninguna abstención o voto en contra.

HB, que no participó en la votación, explicó que se debía a la "hipocresía" de los partidos de la Cámara. Según Araiz, él, Aoiz y los restantes miembros de la Mesa Nacional de HB están siendo encarcelados "en nombre de un montón de políticos y medios de comunicación", porque "hay miedo al diálogo y al debate". Y añadió: "Aquí no hay democracia para todos, y si no hay democracia para HB, no tiene por qué haber democracia para los demás". Acto seguido aseguró que toda la Mesa Nacional "está dispuesta a ir hasta el infierno si fuera necesario, por hacer o decir cosas que acerquen la paz a este pueblo".

'Alternativa democrática'

Finalmente, dio lectura a un extracto de la alternativa democrática etarra, recogido en un díptico que sostenía en sus manos. "Este es el delito que hemos cometido, extender esta oferta de paz, y no tiene ninguna justificación que en un Estado que se dice de derecho se instrumentalice el delito de opinión. Se está echando gasolina", finalizó, "a un verdadero fuego político". Y lanzó el grito de "¡Gora euskalherria afkatuta!" ("¡Viva el pueblo vasco libre!").

Los restantes portavoces parlamentarios criticaron su actitud. Alfredo Jaime, de Unión del Pueblo Navarro, manifestó: "Todos somos iguales ante la ley. Si están en la cárcel es porque así lo han deseado". Manuel López Mazuelas, portavoz socialista, exigió a HB "que salga de la trinchera", y reiteró que "el diálogo será la consecuencia de que los asesinos dejen de matar y secuestrar, y no la condición previa".

Juan Cruz Allí, de Convergencia de Demócratas de Navarra, recordó a Araiz que es el sistema democrático "el que vela por sus derechos políticos y personales y hace, que usted pueda estar hoy aquí ejerciendo su libertad de expresión".

Mientras esto ocurría, dos miembros más de la Mesa Nacional de HB, Tasio Erkizia y José María Olarra, ingresaban en la prisión madrileña de Carabanchel por negarse a pagar la fianza de cinco millones fijada por el juez del Tribunal Supremo José Manuel Martínez Pereda para garantizar su presentación en el juicio por la difusión del vídeo de ETA en la pasada campaña electoral. Ambos fueron detenidos en sus localidades de origen tras negarse a comparecer en el Supremo.

El pulso de los dirigentes de HB al anunciar que no se presentarían voluntariamente. ante el juez se ha saldado ya, tras una semana de citaciones, con cinco encarcelados y dos fuera de España con orden de detención. Los enviados a prisión son Floren Aoiz, Adolfo Araiz, ltziar Aizpurúa, Erkizia y Olarra. Las órdenes de detención afectan a Mati Iturralde y Karmelo Landa, que continúan en Bélgica siguiendo instrucciones de la Mesa Nacional para poner en marcha una campaña internacional contra estas detenciones.Ayer ninguno de los 25 máximos dirigentes de HB estaba citado a declarar y, por tanto, no se produjeron incomparecencias. La ronda de citaciones se reanudará el lunes cuando, previsiblemente, no se presentarán Antón Morcillo, KoIdo Castañeda, Juan Mari Olano y Eugenio Aramburu, convocados para ese día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de febrero de 1997

Más información

  • Encarcelados otros dos dirigentes de HB