Mondoñedo, fantástico país

Una muestra recoge en Getafe el inmenso caudal artístico de un concejo lucense de 5.000 habitantes

Mondoñedo, cuna de don Alvaro Cunqueiro, es la "indiscutible capital de la topología fantástica española". Lo asegura alguien que la vive intensamente y la ama sin re misión, Juan Cueto, en el catálogo de la exposición Mondoñedo, mais preto (Mondoñedo, más cerca), que la noche del viernes se inauguró en Getafe (143.000 habitantes). Este entrañable concejo lucense apenas suma 5.000 habitantes, pero por alguna extraña conjunción de los espíritus que pululan por los peñascos locales ha dado al mundo un inusitado volumen de artistas y creadores varios. Nueve de ellos, desde Daniel Casigueiro hasta Xosé Vizoso, pasean su obra por esta muestra fantástica, en su más amplia acepción. A mitad de camino entre la Terra Chá y A Mariña, Mondoñedó surge por sorpresa en medio del intrincado valle de Lourenzá, con la rara virtud de fascinar poderosamente a todo el que en ella se sumerge. "Algo debemos tener de peculiar cuando generamos tanto artista", razona el alcalde mondoniense, Javier Loira (PSOE), médico de profesión y gallego en ejercicio. Y apostilla: "Creo que somos el mejor exponente de la Galicia mágica". Galicia de bosques animados, druidas revoltosos, aromas sabios y silencios elocuentes: dominios del dios Breogán en estado químicamente puro.Sea como fuere, lo indiscutible es que de aquel remoto rincón han salido escultores como Juan Bautista Puchades (valenciano en el carné de identidad, asimilado a todos los efectos), Quique Guerra o el mencionado Casigueiro, mientras que la nómina de pintores la integran Vizoso (el último pregonero de la San Lucas local, la segunda feria más antigua de España), Mai Carro Cábaleiro, Xosé Artiaga, Nina Alvarez, Alicita Puchades (hija de Juan Bautista) y el atormentado Mauro Leivas. Los nueve, entre la tradición y el radicalismo, se dan cita en este Mondoñedo, mais preto que recorrerá Madrid, Barcelona, Compostela, La Coruña, Vigo y Trequier, en la Bretaña francesa.

Porque a los mondonienses, aun siendo pocos, se los encuentra uno -algo tendrán que ver las meigas en ello- por todas partes. Ahí está el caso de la escritora Marina Mayoral, a modo de enviada especial en Madrid, o el de Mai Carro Cavaleiro y Nina Álvarez, afincadas en Berlín y Suiza, respectivamente. Pese a su obispo, el mismo que arrojó a los infiernos a Alvarez Cascos por contraer matrimonio civil, en Mondoñedo también hay hueco para las mentes libérrimas y el cosmopolitismo. Ya lo advirtieron Os Resentidos: "Il mondo, il mondo, Mondoñedo". La muestra no ha conseguido un solo duro de subvención por parte de la Xunta ni de la Diputación de Lugo.

Mondoñedo, mais preto. Centro Cívico Juan de la Cierva de Getafe (plaza de las Provincias, s/n). Abierto de 9.00 a 13.00 y de 17.00 a 21.00, hasta el 15 de febrero. Entrada libre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS