GENTE

LA COLECCIÓN DE CHANEL, EN EL RITZ

En los majestuosos salones del hotel Ritz de París se presentó ayer la colección del mito francés de la moda y la alta costura, la casa Chanel, para este verano de 1997. Y en ella, el modista Karl Lagerfeld ha apostado por un lujo discreto. Ausencia de estampados, predominio del color negro, pantalones anchos como faldas, a veces de talle bajo, dejando ver el ombligo, y melena corta para despejar el rostro. Las chaquetas, cortas, de tres o seis botones, negras también (o blancas o rosa muy claro), y tendrán solapas o ni siquiera cuello. Sandalias de tacón de aguja, aparatosos sombreros o pamelas gigantes y cinturones serán los complementos adecuados. Frente al barroquismo extravagante de los británicos John Galfiano y Alexander Mac Queen, que presentaron su colección días atrás, el diseñador alemán ha buscado "un refinamiento al borde de la exageración", según sus palabras. Lagerfeld ha limitado la gama cromática para acentuar una línea clásica y elegante, cuyos vestidos lucieron ayer famosas top models como la británica Naomi Campbell.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de enero de 1997.

Se adhiere a los criterios de