Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARÓMETRO DE INVIERNO

El PSOE aventaja en 3,2 puntos al PP, que recorta la diferencia

El 25,3% de los españoles en edad de votar indican que votarían por el PSOE, y el 22, 1 % que lo harían por el PP si ahora se celebrasen elecciones. Esta diferencia de 3,2 puntos en la intención directa de voto, es decir la que expresamente manifiestan los encuestados, implica un recorte favorable al PP respecto de los datos del barómetro de octubre ya que entonces era de 4,6 puntos.Estos datos han de valorarse de acuerdo con el momento real en que nos encontramos. No nos hallamos en periodo electoral y, por tanto, constituyen tan sólo la expresión de un estado de opinión coyuntural y no una intención más o menos cristalizada de voto. Por otro lado, es de señalar que en el presente barómetro el recuerdo de voto de los entrevistados resulta algo escorado en favor del PSOE, lo que invita a interpretar a la baja la citada diferencia porcentual.

La valoración sobre cómo Aznar y González están desempeñando sus respectivos papeles de jefe del Gobierno y de la oposición sigue siendo favorable a Aznar, que incluso aumenta su distancia respecto de González. Valora positivamente la actuación de Aznar el 38%, y la de González, el 30%: hace un trimestre, esos porcentajes eran, respectivamente, el 35% y el 31%.

Felipe González, en cabeza

Pese al bajo perfil público mantenido por Felipe. González en estos meses, el dirigente socialista sigue siendo el líder político mejor valorado por la ciudadanía: consigue una puntuación media de 5,3, dos décimas superior incluso a la obtenida hace tres meses.Aznar, por su parte, aun quedando todavía a tres décimas de González, recupera terreno y vuelve a alcanzar por segunda vez desde que existen datos al respecto, la barrera simbólica del 5. Simbólica por analogía con el aprobado escolar.

Julio Anguita, líder de Izquierda Unida remonta ligeramete su valoración y pasa a obtener un 3,8, frente frente al 3,6 del mes de octubre, aunque todavía lejos del 4,7 que consiguió en mayo de 1996, inmeditamente después de las elecciones generales.

Entre los líderes nacionalistas mejora también Jordi Pujol, con un 3,9, frente al 3,7 del trimestre pasado, mientras el lehendakari José Antonio Ardanza mantiene el 3,8 que obtuvo en octubre.

Respecto de la situación política la percepción es muy semejante a la del trimestre pasado, aunque mejora ligeramente el porcentaje de los que creen que ha mejorado. En octubre era un 6% quienes lo decían y ahora hay un 9% de ciudadanos que aprecian una mejora.

La situación económica es vista con mayor optimismo. En octubre un 48% de ciudadanos consideraba que la situación era mala o muy mala, y en enero esa valoración negativa ha descendido hasta el 43%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 1997