Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El patronato del Teatro Real suscribe las propuestas de Stephane Lissner

La Orquesta Nacional actuará el día de la inauguración y aún se desconoce el director

No hubo confrontación entre Stéphane Lissner, director artístico del Teatro Real, y Tomás Marco, director general de las Artes Escénicas y de la Música, pero la figura del primero se afianza. El patronato en pleno de la fundación que gestiona el colíseo suscribió ayer la programación presentada por Lissner para este año y hasta junio de 1998. La vida breve, de Manuel de Falla, inaugurará el remodelado teatro de ópera el día 11 de octubre, con la Orquesta Nacional de España. "Se está cerrando la figura del director de La vida breve" dijo tras una reunión de más de cuatro horas el secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, quien añadió que "es una competencia del director artístico", en claro apoyo a Lissner, que propone a Víctor Pablo Pérez. Queda descartado Rafael Frühbeck de Burgos, al que apoyaba Marco.

El encuentro estuvo presidido por la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, y reunió a los 12 patronos. Frühbeck de Burgos no fue defendido ni siquiera por Marco, y su caso no se discutió, lo qué deja claro el impacto negativo provocado por unas declaraciones del director de orquesta en las que consideraba "absurdo" inaugurar el teatro con La vida breve, ya que dura poco más de una hora. El hábil Lissner, que nunca hubiese abierto con La vida breve (obra sugerida por Marco), aprovechó para lanzarse contra Frühbeck por criticar públicamente el proyecto que se le había ofrecido, y propuso a Víctor Pablo Pérez. En su declaración, Frühbeck de Burgos aseguraba que Marco le había ofrecido la reapertura del Real y la dirección combinada de la Orquesta Nacional y del teatro en 1998 o 1999.Cortés insistió ayer en que las conversaciones para buscar e¡ director que abra el Real las está llevando Lissner, en referencia a la visita de éste a La Coruña para tratar con Víctor Pablo Pérez sobre la dirección de la obra de Falla. El joven titular de la Orquesta de Galicia, uno de los valores de la dirección orquestal en España, queda así en la línea de salida de un posible compromiso que lo ligue al Real. De hecho, este director será el titular de una de las óperas de la programación aprobada por el patronato, El elixir de amor, de Donizetti, que se representará a partir del 20 de mayo de 1998. Cortés anunció que la Orquesta Sinfónica de Madrid pasará a ostentar el nombre de Orquesta del Teatro Real.

Voces y batutas

Lissner, al que le ha costado asimilar que no sea Parsifal, con Plácido Domingo y Lorin Maazel, la ópera que abra el Real, recibió ayer por parte del patronato una crítica: la de que su programa es mejor de voces que de batutas. Pero su proyecto fue aprobado en un encuentro distendido en el que también se habló del logotipo del teatro, el diseño de las entradas y el tipo de alfombras y terciopelos que se instalarán. Buena parte del encuentro se dedicó a discutir si José Luis Gómez, sentado en la mesa, podría ser el director artístico de La vida breve, dado que este hecho plantea complicaciones legales. El patronato se mostró dispuesto a resolverlas.La programación queda así: La vida breve, de Falla, abrirá el 11 de octubre, con cinco representaciones; Parsifal, de Wagner, el 18 de octubre (5 representaciones); Peter Grimes, de Britten, el 15 de noviembre (5 representaciones), en una producción del Teatro de la Moneda de Bruselas, y Porgy and Bess, de Gershwin, a finales de diciembre y primeros de enero (8 representaciones), en una producción de la Ópera de Houston.

La programación inaugural se complementa con seis representaciones del Royal Ballet de Londres, con La bella durmiente, a partir del 28 de noviembre; un concierto de la Sinfónica de Galicia y el Orfeón Donostiarra, dirigidos por Víctor Pablo Pérez, el 19 de octubre; otro de la Orquesta del Teatro Real, con G. Albrecht; un recital de Teresa Berganza el 19 de octubre, y otro de Victoria de los Ángeles el 21 de noviembre. Cortés cifró en 1.044 millones de pesetas el presupuesto de 1997 (585 en nuevas producciones, 439 en producciones de alquiler, 8 millones en recítales, 10 millones en conciertos, más 300 de la orquesta).

Los títulos de enero a junio de 1998 comenzarán el 24 de enero con Divinas palabras, de Antón García Abril y libreto de Francisco Nieva, con dirección musical de Ros Marbá al frente de la Orquesta del Teatro Real; Turandot, de Puccini, a partir del 14 de febrero con dirección musical de WIadimir Jurowski y la Orquesta del Reak Così fan Tutte, de Mozart, a partir del 21 de marzo con dirección musical de René Jacobs y la Orquesta del Real; La zorrita astuta, de Leos Janacek, producción del teatro del Chátelet de París, a partir del 13 de abril, con Mark Stringer al frente de la Orquesta del Real, más la participación del ballet de la escuela de Víctor Ullate, y el citado Elixir de amor que dirigirá Víctor Pablo Pérez a partir del 20 de mayo.

La temporada de danza contará con Pina Bausch, cuyo grupo presentará las obras Iphigenie en Tauride, de Gluck, y Clavel, una creación de la extraordinaria coreógrafa, alemana. La programación se completa con un recital de Alfredo Kraus y la Orquesta del Teatro Real, tres conciertos más de esta agrupación y recitales de Jaime Aragall (13 de febrero), Ruggero Raimondi (6 de marzo) y Cecilia Bartoli (13 de mayo). El presupuesto de 1998, hasta junio, según Miguel Angel Cortés, es de 1.176 millones de pesetas (691 en nuevas producciones, 318 en producciones alquiladas, siete en recitales, 21 en conciertos y 136 en ballets).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1997