Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo el 5% de los universitarios vascos secundó el paro por los presos de ETA

Algo menos de 3.000 estudiantes de la Universidad del País Vasco, de los más de 60.000 que están matriculados participaron ayer en los actos convocados en favor del reagrupamiento de los presos de ETA en las cárceles vascas. Los manifestantes corearon consignas a favor de labanda terrorista y realizaron pintadas contra profesores y alumnos que no secundaron el paro. En Ibaeta (Guipúzcoa) los convocantes lanzaron panfletos en los que advertían a los estudiantes que si asistían a clase "no les saldría gratis" y les acusaban de alargar el sufrimiento de los presos y de sus familiares.

La agrupación juvenil de Eusko Alkartasuna tachó de "fascistas" a los que repartieron los panfletos por "tratar de garantizar el éxito de una convocatoria de huelga, no por la adhesión voluntaria de los estudiantes sino por la coacción y el chantaje". "Es una muestra más del fascismo que desgraciadamente, algunos sectores del MLNV quieren imponer en este país", añadieron.Los universitarios del campus de Guipúzcoa que no simpatizan con ETA habían sido amenazados para que secundasen la huelga, convocada en todas las facultades de la Universidad vasca, para pedir el reagrupamiento de los presos etarras en las prisiones vascas.

En los panfletos, en euskera y castellano, se advertía a los alumnos que si no secundaban el borroka eguna (día de lucha) y permanecían en clase eran "responsables directos de la vulneración de los derechos de los presos Políticos vascos". "El silencio mata, el estado asesina y tu colaboras", añadían. Pese a las amenazas, tan sólo un millar de estudiantes de Ibaeta participaron en la manifestación. La actividad académica se desarrolló con normalidad aunque con menor participación de alumnos. En algunos despachos de profesores los encapuchados hicieron pintadas en las que se les acusaba de "carceleros".

Los manifestantes recorrieron los distintos campus coreando consignas a favor de ETA y en contra de los alumnos que no secundaban la huelga. En la facultad de Medicina de Vitoria los accesos fueron selladas con silicona.

En los paneles de notas de algunas facultades comparten espacio los numerosos carteles en los que se denuncia la situación de los miembros de ETA encarcelados con pequeñas notas con un lazo azul en las que se reclama la libertad de los secuestrados José Antonio Ortega Lara y Cosme Delclaux.

En el último año, en los campus de la Universidad del País Vasco se han registrado diversos incidentes protagonizados por jóvenes encapuchados que apoyan a ETA. Este curso, el poder de convocatoria de grupos como el sindicato Ikasle Abertzaleak o Jarrai se ha reducido considerablemente y, en la mayoría de las ocasiones, no ha alterado la normalidad académica.

Sin embargo, se ha agudizado el acoso sistemático que sufren varios profesores de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Información del campus vizcaíno de Leioa. En las últimas semanas un profesor de Periodismo se ha visto obligado a pedir protección a sus compañeros debido a la constante presencia de alumnos enmascarados con pancartas que le tachan de chivato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de noviembre de 1996

Más información

  • Distribuidos panfletos con amenazas en el campus de Guipúzcoa